Diario de León | Domingo, 24 de septiembre de 2017

El códice de la Catedral que nadie sabe leer se colgará en Internet

León reúne mañana a expertos del mundo en un congreso sobre el antifonario

belén molleda | efe belén molleda | efe 23/03/2011

El antifonario mozárabe de la Catedral de León, del siglo XI, una joya mundial de la música y que aún está sin descifrar, ya está digitalizado y listo para ser difundido a través de internet a todo el mundo. Así lo aseguró ayer a Efe el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, quien ha explicado que este antifonario mozárabe, el único que se conserva completo, ha sido digitalizado tal cual, con mucha sofisticación y con un pasador de páginas que permite contemplar toda la obra con mucha calidad.

Esta joya mozárabe consta de 306 folios de pergamino, presenta una notación musical visigótica en neumas, sin pentagrama, que hasta el momento no ha podido ser descifrada.

La digitalización del códice se presentará en el Simposio Internacional que se celebrará desde el jueves en León, en el que participarán destacados musicólogos y que girará en torno a esta obra.

El Ministerio de Cultura pretende colgar esta obra en internet de forma inminente, concretamente en Hispana, una base de datos digital española, desde donde se suministran los contenidos a la biblioteca digital europea de acceso libre, llamada Europeana. De este modo, millones de personas de todo el mundo podrán tener acceso a este códice mozárabe y estudiarlo. Aún no está descifrado y «va a ser complicado poderlo hacer», ha reconocido el director.

Según ha explicado, hace un año, aparecieron unos fragmentos de música gregoriana en los lomos de un libro de becerro en Álava, que iba a ser restaurado y que, según se apuntó cuando aparecieron, parecía que iban a ayudar a descifrar este códice.

Finalmente, el musicólogo Ismael Fernández Cuesta, uno de los mejores especialistas en gregoriano y canto medieval, descartó esta posibilidad y concluyó que no contribuían a descifrar dicho códice, que aún continúa siendo un misterio.

A partir de mañana, los musicólogos más relevantes del mundo se reunirán en León, hasta el sábado, para estudiar esta joya.

El director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), Félix Palomero, será el encargado de inaugurarlo.

El antifonario leonés fue copiado en 1069 por el abad Totmundo y en una de sus páginas se incluye una nota que explica que fue copiado directamente de otro manuscrito del siglo VII.