Diario de León | Miércoles, 16 de agosto de 2017

Las instituciones se unen para salvar la espadaña del tejo de San Cristóbal

A Morteira ve con buenos ojos el plan del Pajariel, pero espera más informes

C. FIDALGO | PONFERRADA C. FIDALGO | PONFERRADA 06/04/2011

La espadaña del tejo de San Cristóbal de Valdueza seguirá en pie después de que tres administraciones y la asociación naturalista A Morteira se hayan unido para salvar de la ruina la ermita a la que da sombra el árbol milenario más conocido del Bierzo.

Cubierta de andamios, a punto de recibir inyecciones de mortero para rellenar los huecos que el tiempo ha abierto entre las piedras, las ruinas de la vieja ermita fueron ayer testigos de un abrazo; el que se dieron el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, representando a la institución que ha aportado a sus técnicos para trabajar en el proyecto de restauración, y el arquitecto que dirige las labores de forma gratuita y que en menos de dos meses estará disputándole la alcaldía en unas elecciones, el candidato socialista, Samuel Folgueral. Junto a ellos, el pedáneo de San Cristóbal, Germán Valcarce, y el representante de A Morteira, Antonio Nespral, que vela porque las obras no dañen al árbol sabio. Sólo faltó un representante del Consejo del Bierzo, organismo que aporta el 75 por ciento de los casi 13.000 euros que cuesta consolidar la espadaña, para que la fotografía estuviera completa.

Folgueral explicó que el proyecto de restauración ha optado por consolidar la espadaña, «fijando su desplome porque ya forma parte de su historia», en lugar de desmontarla piedra a piedra y volver a levantarla. En el mismo sentido se expresó López Riesco, satisfecho porque la obra está poniendo en valor la ermita, y por extensión el propio tejo, «sin perder su personalidad».

Nespral, por su parte recordó que el tejo goza de buena salud, después de la última intervención para proteger sus raíces con una capa de tierra vegetal y marcando su perímetro con piedra para que los automóviles no aparquen bajo su robusto tronco. El árbol «soportaba mucha presión humana y ahora está más verde, las hojas tienen más densidad y está fructificando mejor», aseguró. Nespral también anunció que A Morteira quiere usar las semillas del tejo, que tiene más de 1.200 años, para plantar nuevos árboles, en vista de su longevidad y su fortaleza. «El tejo de San Cristóbal es una gran madre», afirmó. «No deja de ser una herencia extraordinaria». Nespral, por lo demás, y a la espera de contar con más información, aseguró que A Morteira ve con buenos ojos el proyecto del parque del Monte Pajariel si sirve para recuperar su masa forestal.

A todos ellos, y al Consejo del Bierzo, agradeció Germán Valcarce su colaboración para salvar la espadaña. Las obras podría estar listas en un plazo de entre cuatro y seis semanas.