Diario de León | Jueves, 19 de octubre de 2017

Pescapuerta consuma el cierre de Elmar y despedirá a 200 trabajadores en León

El grupo gallego se quedará con la marca y dejará Onzonilla en un almacén logístico con apenas 20 empleos.

manuel c. cachafeiro | león 17/12/2011

Ni tregua, ni esperanza, ni futuro. Directivos de Pescapuerta, la empresa que tiene el control accionarial de Elmar, anunciaron ayer a los representantes sindicales un expediente de extinción de empleo para la plantilla. La firma leonesa de congelados cuenta en la actualidad con 322 trabajadores, incluyendo las delegaciones que tiene en varias ciudades de España.

Ese ERE de extinción será presentado a más tardar la semana que viene y, según cálculos de los sindicatos, dejaría las instalaciones del polígono de Onzonilla con apenas una veintena de trabajadores para logística y distribución a nivel local de los 220 que empleaba ahora, ya que los planes de Pescapuerta implican el cierre del departamento de producción, el más importante de la firma leonesa, y una externalización del resto.

De momento, los sindicatos han anunciado una concentración de los trabajadores el próximo martes ante la Junta en León. Ese día, tendrá lugar una reunión a tren bandas, entre la empresa, los líderes de CCOO y UGT y representantes de la administración autonómica, que aún no ha confirmado quién acudirá desde Valladolid.

Ayer, al tiempo que se celebraba el primer encuentro con los sindicatos después de semanas de incertidumbre y desinformación, Pescapuerta entregó una carta a los 144 trabajadores que estaban en el ERE temporal para que no vuelvan a sus puestos el próximo lunes. El grupo gallego juega con los plazos para que el 31 de diciembre, cuando expire el actual acuerdo con los representantes sindicales sobre ese expediente temporal, ya se puedan ejecutar los despidos -200 en León- y echar el cierre en la práctica a las instalaciones de Onzonilla. El número final no se aclaró ayer, aunque habrá también delegaciones con importantes recortes e incluso que cierren.

Los representantes de los trabajadores acudían ayer a la reunión con la dirección de Pescapuerta con poca confianza, pero no se esperaban una decisión tan contundente: «Nos han dicho que la decisión está tomada», explicó Mar Mirantes.

Pescapuerta, aunque deje al mínimo las instalaciones de Elmar en el polígono de Onzonilla, seguirá funcionando con la marca comercial de Elmar, según fuentes sindicales, sólo que desde Vigo.

El grupo gallego se ampara para el cierre de Elmar en León en dos informes externos en los que se asegura que la empresa leonesa no es rentable. Sin embargo, tienen contradicciones, según Mirantes. Por un lado, se contrató cuando Pescapuerta ya había empezado a llevarse la producción a Vigo y, por otro lado, uno es de la misma empresa que ya se contrató hace dos años para un estudio similar, que entonces sostenía que Elmar era rentable. «Entonces no hicieron nada y, además, ya se sabe que estos informes dicen lo que quiere quien los paga», denunció Mirantes.