Diario de León | Martes, 22 de agosto de 2017

León aspira a ser salida y meta de la Ruta de los Castillos de la Frontera

Las Cortes debaten el lunes el proyecto del PSOE de crear un nuevo itinerario cultural.

e. gancedo | león 18/02/2012

Están el Camino de Santiago, la Ruta de Carlos V, el Canal de Castilla, la Ruta del Duero, el Camino de la Lengua, el Camino del Cid y las cañadas y vías verdes, pero el PSOE de Castilla y León ha presentado una proposición no de ley para que la Junta cree y potencie un nuevo itinerario cultural en la Comunidad: la Ruta de las Fortificaciones de Frontera entre los Reinos de León y Castilla, proyecto que se debate este lunes en las Cortes y que tendrá a la provincia de León como principal salida y meta de la misma.

La posible ruta atravesaría las provincias de León, Palencia, Valladolid, Zamora, Salamanca y Ávila, y el plan diseñado por el PSOE autonómico quiere que sirva, sobre todo, para dotar de vida y actividad turística a un amplio espacio interior marcado por la despoblación, el paro y un vasto patrimonio histórico que, por desgracia, se desmorona de día en día.

El portavoz socialista de Cultura y Turismo en las Cortes autonómicas, José Ignacio Martín Benito, ha recordado que dentro de la riqueza cultural de Castilla y León destaca «un gran patrimonio militar en lo que fue la línea fronteriza de los reinos de León y Castilla en la Edad Media, conformada por una amplia red de castillos y murallas que discurren del Norte al Sur de la Comunidad, muchas de las cuales subsisten actualmente».

Martín Benito aboga por la puesta en valor que promueva estas construcciones como un activo y un nuevo producto turístico sobre la historia de Castilla y León; «una comunidad que tiene en el patrimonio natural y cultural una de sus señas de identidad y sobre los que se asienta su principal oferta turística», indica el procurador.

Algunos ejemplos. En concreto, de la Edad Media subsisten, en mayor o menor grado de conservación, algunas de ellas, según explica Martín Benito. «Entre otras, en la provincia de León, además de Mansilla de las Mulas, cabe destacar los restos de las fortificaciones de Almanza, Ardón, Laguna de Negrillos, Cea, Rueda del Almirante o Valderas; en Palencia, las de Guardo, Carrión y Saldaña; en Valladolid, las de Urueña, Barcial de la Loma, Tordehumos, el castillo de San Pedro de Latarce y Tiedra, entre otros. Y en Zamora, Villalpando, Belver de los Montes, Castronuevo y el primer recinto de Toro. Otras plazas próximas a la frontera fueron Alba de Tormes y Béjar (Salamanca) y Piedrahita (Ávila)», aporta el PSOE en un comunicado de prensa, donde también se recuerda que la línea defensiva «de León con Castilla se asentaba en un territorio sin accidentes geográficos notables, donde la frontera quedaba difusa y sujeta tanto a las ocupaciones militares como a los consiguientes tratado». E incide en que buena parte de ellas «se encuentran en mal estado, deterioradas por el paso del tiempo. En otras se han llevado a cabo, o se están llevando, actuaciones concretas». Construidas, en su mayor parte, con cal y canto rodado, «muchas resisten el paso del tiempo pero presentando problemas de estabilidad, como consecuencia de la pérdida de masa y los efectos de la erosión pluvial que mina la cimentación; como consecuencia se producen desprendimientos y acaban por desmoronarse».