Diario de León | Jueves, 22 de junio de 2017

El Museo de las Alhajas renueva toda su exposición

La amplitud de sus fondos permite cambiar joyas y trajes.

A. Domingo | La Bańeza 15/03/2012

La institución es la misma, pero la colección que muestra se ha renovado al 100%, gracias a los importantes fondos con los que cuenta la fundación que sostiene el Museo de las Alhajas en la Vía de la Plata. El director del Museo, Julio Carvajal, explicó ayer al alcalde de La Bañeza, José Miguel Palazuelo, a otros miembros del equipo de gobierno y a los periodistas la nueva exposición.

Las vitrinas no muestran ni una sola de las piezas con las que el museo abrió al público el 25 de marzo del año pasado. La novedad de la platería, azabache y vestimenta obligan a visitar de nuevo el caserón modernista de la calle de Juan de Mansilla (la casa de doña Josefina). Aunque el espíritu permanece —las piezas responden al mismo tipo de joyería popular que ya se ha visto—, la renovación permite conocer nuevas piezas y aspectos insólitos en muchas de éstas.

En lo que a indumentaria se refiere, el museo muestra un traje típico de mujer de Macotera (Salamanca), adquirido a sus herederos y que fue propiedad de la familia de la familia del juez Gómez de Liaño. Las monjas de Peñaranda de Bracamonte empezaron a bordarlo en 1850 y de su riqueza dan cuenta los 12 botones que oro de veinticuatro quilates que adornan cada uno de sus puños. Una genuina capa de la zamorana comarca de Aliste también rompe con lo leonés y llama mucho la atención la vitrina dedicada a los mantones de manila tanto por su colorido como por sus detalles.

En lo que a joyería se refiere, cabe destacar el imponente tamaño de un jardín —medallón con elementos vegetales en su interior— que perteneció a un arriero y un Cristo preñao maragato —denominado así por el abombamiento de la pieza—, también enorme, que, pro sus características, es casi una pieza única. Carvajal indicó que sólo se conocen otros dos piezas, que se guardan en el Museo Arqueológico Nacional y en el de la Catedral de Astorga. Patenas, collaradas y crucifijos se añaden a una muestra «de creencias», indicó el director de la institución cultural.

Carvajal y la patrona de la fundación, Olga Cavero, anunciaron que la conservadora de joyería del Museo Nacional del Traje, dependiente del Ministerio de Cultura, María Antonia Herradón Figueroa, dirigirá, junto con el doctor Paniagua, de la Universidad de León, el congreso de joyería popular que se celebrará en La Bañeza del 29 de junio al 2 de julio. Cavero indicó que el evento puede servir para «dar a conocer definitivamente el museo e incrementar el número de visitantes». Desde su apertura hasta final del 2011, 4.700 personas visitaron la muestra.

Una asociación de amigos. En otro orden de cosas, el Museo de Alhajas en la Vía de la Plata creará una asociación de amigos (sus socios podrán visitarlo tantas veces como quieran al año por una cantidad) y se espera publicar en internet su página web en dos semanas.