Diario de León | Lunes, 27 de marzo de 2017

La Diputación suprime la educación para adultos impartida en 50 municipios

La Junta ha dejado de subvencionar este programa en marcha desde hace 25 años.

m. carnero/cachafeiro | león 27/09/2012

El programa de Educación de Adultos puesto en marcha hace 25 años por la Diputación de León, con el objetivo de alfabetizar a las personas del área rural que no hubieran tenido acceso a la escolarización, dejará de prestar sus servicios a partir del próximo curso 2012-2013, según se aprobó ayer en el pleno celebrado en la institución provincial. La Diputación aprobó ayer, con el voto en contra de toda la oposición, la modificación de la relación de puestos de trabajo de los educadores de adultos, que en la práctica supone la no renovación de los 20 trabajadores que realizaban estas funciones. Según el portavoz del equipo de gobierno, Jaime González, es una decisión que «no le gusta», pero no queda más remedio debido a que la Junta, en este caso la Consejería de Educación, no ha convocado las subvenciones para que las entidades locales desarrollen este programa. La institución provincial asegura que no tiene recursos, ni partidas presupuestarias consignadas este fin, por lo que ha decido suprimir la este programa. Del mismo modo, las plazas de los veinte educadores que trabajaban en la puesta en marcha de este servicio pasarán a ser amortizadas.

Durante el pasado curso 2011-2012 un total de 1.723 personas de las zonas rurales se beneficiaron de este programa que se extendió a 93 localidades, de 50 municipios de la provincia.

La Diputación invirtió el año pasado un total de 280.000 euros para la puesta en marcha de estos programas, que a lo largo de estos 25 años han requerido partidas por valor de cuatro millones de euros.

La mitad del alumnado eran mujeres mayores de 64 años, y otros doce asistentes eran extranjeros que acudían para aprender el castellano. El 85 por ciento de las clases se impartían por la tarde con el fin de conciliar la vida laboral con la educación. La oferta formativa de estos programas era muy alta, desde la alfabetización, hasta la obtención de títulos reglados, cursos para colectivos desfavorecidos y programas para inmigrantes.

Población sin estudios

Según el último censo del INE, en la provincia de León, aproximadamente un 12 por ciento de la población de la provincia no tiene estudios, mientras que el 30 por ciento corresponde a personas censadas que únicamente manifiestan tener estudios primarios. Cabe destacar que la mayor parte de esta población carente de estudios son mujeres. Para estas personas, cursos como el ofrecido a por la Diputación provincial durante estos 25 años suponen la única oportunidad de acceder a la educación que por diversos motivos de su vida se le fue negada en su infancia.