Diario de León | Miércoles, 20 de septiembre de 2017

El conjunto palatino de Marialba volverá a ser reconstruido en 3D

Avelino Gutiérrez descubre que la basílica paleocristiana fue un centro de poder visigodo.

cristina fanjul | león 06/02/2014

«Todas las investigaciones nos llevan a afirmar que Marialba fue un gran centro de gobierno durante la época visigoda». Quien hace esta afirmación es José Avelino Gutiérrez, uno de los expertos que más ha trabajado y profundizado en el conocimiento del yacimiento de Villaturiel y que ahora dirige la investigación De conventus asturum a asturorum regnum. El territorio de la ciuitas Legione y el asentamiento de Marialba de la Ribera entre época tardoantigua y medieval.

Durante los últimos años, el profesor de la universidad de Oviedo ha ido casando las piezas obtenidas en las excavaciones realizadas en Marialba, catas en las que también han participado Fernando Muñoz Villarejo y Emilio Campomanes. Todas esas piezas forman un puzzle que podría descifrarse antes de que finalice el año. No obstante, ya hay muchas claves con las que entender el rastro de esa historia. El enigma de Marialba se remonta a los años setenta. Concretamente, fue en 1967 cuando un grupo de arqueólogos alemanes comandados por Theodor Hauschild y Helmut Schlunk llegaron a Villaturiel para indagar sobre uno de los momentos más oscuros de la historia de España. Poco o nada se sabía por entonces de un lugar cuyo conocimiento se ha desvelado de manera exponencial en los últimos cuatro años.

Sin embargo, en la conferencia que hoy José Avelino Gutiérrez ofrece en Pallarés se darán claves nuevas, fruto de los últimos hallazgos. Si cinco años atrás se hablaba de un simple monumento basilical, los estudios han modificado la hipótesis y hoy todo lleva a pensar que se trató de un gran conjunto palatino, de un centro gubernamental cuyo ascendente cubriría Asturia y Gallaecia. «Las prospecciones con georradar indican que el edificio central está rodeado de grandes estructuras que aún no conocemos», subraya el profesor, que añade que aún no se conoce la superficie total que pudo tener este Aula Palatina. «Seguramente debió extenderse bastante más allá de lo que en la actualidad compone el espacio de protección», asegura.

El arqueólogo afirma que durante los siglos IV y V, en la transición entre el mundo romano y el comienzo de la Edad Media, todos los yacimientos: León, Marialba, Ad Legionem y Lancia deben ser asimilados como un continuo para conocer el alcance que comprendían.

Comercio

Además, en las últimas excavaciones se han descubierto diversos materiales —mármoles, capiteles, sigilatas corintias, etc— que llevan a pensar que seguía habiendo un comercio importante con el Mediterráneo oriental. «Allí mismo se han descubierto, por ejemplo, talleres de vidrio. Hay mucho más de lo que se conocía hasta ahora», afirma. Este centro de poder, cuya adjetivación (política, militar o religiosa) aún no puede ser precisada, ha ganado muchos enteros gracias a los archivos que el Instituto Arqueológico Alemán resguarda desde que Hauschild plantó su campo de trabajo en Villaturiel. Gran parte de ellos nunca fueron publicados y, sin embargo, coinciden en caracterizar la importancia del yacimiento. Canceles, capiteles, sarcófagos de mármol se exponen en las vitrinas de la institución para advertir de que Marialba debió tener un conjunto monumental impresionante.

El equipo de José Avelino Gutiérrez finalizará este mismo año el proyecto con la recreación virtual en 3D de Marialba. Para ello, y una vez finalizadas las catas, se han llevado a cabo análisis de Carbono 14, de termoluminiscencia y estudios antropológicos para profundizar en la antigüedad de los restos hallados.

En cualquier caso, se sabe que Marialba debió ser un conjunto palatino durante los siglos IV al V. A partir del VI pasó a convertirse en basílica con baptisterio y a partir de la Alta Edad Media desaparece la iglesia y queda como cementerio.

«Una vez terminemos la investigación sería conveniente seguir con las excavaciones. Poco a poco, pero de manera ininterrumpida porque hay demasiado por descubrir en este yacimiento», reivindica el profesor asturiano.

Lugar: Museo de León. Pallarés

Hora: 20.00 horas

Entrada: gratuita hasta completar aforo.