+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

comunicación digital. nada ya es igual

Los expertos aseguran que la política del avestruz ya no tiene cabida en internet. E l mundo está cambiando y la comunicación, también. Ante un problema, ya no vale esconderse, dice Jesús Díaz del Campo, director del Máster de la Universidad Internacional de La Rioja, sobre los cambios.

 

Pie de foto. - firma

rebeca palacios | redacción
10/01/2017

El experto en comunicación Jesús Díaz del Campo asegura a Efe que, ante un problema que pueda producirse en una empresa, «ya no funciona la política comunicativa del avestruz de esconder la cabeza, hay que dar la cara, tomar la iniciativa y desarrollar una estrategia para recuperar la reputación perdida».

Díaz del Campo es el director del nuevo Máster Universitario en Comunicación e Identidad Corporativa de la Universidad Internacional de La Rioja, que comenzó hace un mes con más de un centenar de alumnos y que ya se ha organizado una segunda edición en marzo ante el «éxito» cosechado.

Como apoyo a este máster, se ha editado el libro «Comunicación corporativa», que se presentará en febrero en Madrid, y que está formado por ocho entrevistas a directores de comunicación de varias multinacionales, muchos de ellos profesionales que trabajan en Latinoamérica.

Entre las cuestiones que se abordan en este manual figuran la identidad de la marca, la gestión de la reputación, la responsabilidad social corporativa, la innovación y las nuevas técnicas de investigación, la gestión de las crisis y el uso de internet en el ámbito de la comunicación corporativa.

Ese experto recalca que, hoy en día, «la comunicación debe ser estratégica» y formar parte de todas las tomas de decisiones y de la estrategia de la empresa. Ha abogado por «separar la tradicional división entre comunicación o periodismo y relaciones públicas», ya que el «dircom» -director de comunicación- debe aunar perfectamente ambas facetas.

«Cuesta años» construir una buena reputación, pero en cuestión de instantes se puede perder porque cualquier error llega a todo el mundo en segundos debido a las nuevas tecnologías, añade.

Si una empresa que tiene una buena reputación y es capaz de reconstruirla tras una crisis no muy grave, sus clientes lo asumirán como «algo bueno» a la hora de juzgar a esta compañía, precisa.

«No hay nada más positivo, en términos de reputación, que sea una persona ajena a la empresa la que detecte el éxito de la compañía y la traslade a su propia red social», que ahora tiene dos ámbitos: la real, formada por sus amigos y conocidos; y la virtual de sus seguidores en internet», explica.

La empresa está obligada a escuchar las propuestas del público e, incluso, incorporarlas a su estrategia y el responsable de las redes sociales de una empresa o de un partido político debe tener claro que este es «un canal de conversación», que no puede limitarse a incluir un enlace a una nota de prensa, recalca también.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla