Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

educación

Romper la barrera del aula funciona

El grupo de innovación de la ULE, Transcue, gana el premio del consejo social al enviar a alumnos a ayudar a emprendoras rurales.

Seis emprendoras rurales han ido a la Universidad, o la Universidad ha ido a ellas, gracias al proyecto de Innovación Docente que coordinó Almudena Martínez Campillo. Treinta alumnos ejercieron de ‘coaching’ para que el empeño de estas mujeres cristalizara en empresas y sus ideas, en negocios de éxito. La inédita conexión funcionó y fue estimulante para los universitarios y para las trabajadoras los alumnos que ayudaron a las emprendedoras a hacer viable su idea de negocio repetirían la experiencia

pilar infiesta | redacción
13/06/2017

 
Noticias relacionadas










Almudena Martínez Campillo (centro), con Yolanda Fernández, Constantino García, Luis Miguel Zapico y Pilar Sierra. F. OTERO

A veces, saltarse el orden establecido y poner patas arriba lo que creemos saber, funciona. Lo normal es que un alumno reciba clase y digiera la información para aprobar un examen, pero ¿qué pasa si en vez de tragar ese conocimiento, lo saca y se convierte en un improvisado profesor?, ¿qué ocurre si los jóvenes enseñan a los mayores? La experiencia es positiva. El Grupo de Innovación Docente para la Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa (Transcue), de la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la ULE ha conectado a una treintena de universitarios con seis emprendedoras de Villaquilambre, seleccionadas a través del Ciami, para ayudarlas en su proceso de creación de una empresa. La idea ha obtenido el premio del Consejo Social de la Universidad de Innovación de la Enseñanza, ya que los estudiantes han salido de su ‘zona de confort’ para enfrentarse a los problemas reales, los han resuelto, han aplicado lo aprendido en las aulas y han tutelado los sueños de mujeres que aspiran a vivir de sus ideas de negocio. La profesora Almudena Martínez Campillo coordina el Grupo de Innovación, que integran, además, los docentes Yolanda Fernández Santos, Pilar Sierra Fernández, Constantino García Ramos y Luis Miguel Zapico Aldeano. Es el segundo año que se alzan con el galardón que falla un jurado externo de expertos de ?otras universidades. Transcue desbancó a otras 18 propuestas con su proyecto Cuando la innovación docente contribuye a la Responsabilidad Social Universitaria: propuesta de una actividad formativa multidisciplinar para apoyar a las emprendedoras del medio rural, desarrollado en colaboración con la asociación de Mujeres Emprendedoras Zardinas, creada en el seno del Centro de Información y Asesoramiento a la Mujer e Igualdad (Ciami) del Ayuntamiento de Villaquilambre. Se trata de una experiencia de Aprendizaje-Servicio desarrollada durante el primer semestre del curso académico 2016-17, dirigida a que equipos de universitarios de varias disciplinas pusieran los resultados de su aprendizaje en cinco asignaturas del ámbito de la Dirección de Empresas al servicio de un grupo de mujeres emprendedoras del medio rural. Específicamente, en la actividad participaron un grupo de estudiantes de los grados en Administración y Dirección de Empresas, Comercio Internacional, Finanzas, Ingeniería Eléctrica y del Máster Universitario en Ingeniería Industrial, así como las emprendedoras María José Alonso, Rosa Gallego, Clara García, Ana Guerrero, Iria Arangunde y Gloria Rodríguez, que están colaborando en un proyecto de negocio común. «Me ayudaron muchísimo. Me encontraron cuando yo no veía salida a mi actividad y me pusieron la solución en conjunto delante. Pude verlo todo y me lo dieron desde la serenidad que a mí me faltaba», reconoce Clara García (47 años), que acerca la cultura y las tradiciones a las zonas rurales del cinturón de León a través de talleres, artesanía y excursiones. El grupo de cinco universitarios que analizaron su caso recuerdan que ella «traía muy bien pensada la idea de casa, pero quería ver si podía ser rentable. Le interesaba el marketing, cuestiones de derecho y le explicamos de forma fácil conceptos clave para que contabilizara bien gastos e ingresos», explica una de las estudiantes, Carmen Muñoz, de 19 años. Otro de los alumnos señala que la experiencia fue «super enriquecedora y al trabajar ciertos conceptos, ya los tengo asimilados como si fueran intrínsecos en mí». Los docentes han constatado lo mismo. «Existe una diferencia abismal entre el alumnado que no realizó estas prácticas y los que sí participaron. Los conocimientos quedan más consolidados y ellos ven la aplicación en el mundo real de lo que estudian».

Martínez Campillo matiza que el Aprendizaje-Servicio es un nuevo método docente que consiste en combinar el proceso de formación de los universitarios con su participación en la prestación de un servicio gratuito a la sociedad, «lo que favorece tanto el aprendizaje de las asignaturas, como el desarrollo de habilidades altamente demandadas en el mercado laboral actual (capacidad para resolver problemas reales de la sociedad, realizar un razonamiento crítico y reflexivo, trabajar en equipo, liderar un grupo, hablar en público,…)». Esta metodología persigue «optimizar la calidad del aprendizaje y el rendimiento académico de los estudiantes, así como contribuir a su formación integral como profesionales y personas socialmente responsables», indica. Eligieron el medio rural, porque es uno de los entornos que más se ha visto perjudicado por la crisis económica y, ante la falta de empleo o de expectativas, una opción es la creación de una empresa propia, que, además de generar puestos de trabajo, contribuye al desarrollo de las zonas donde las nuevas empresas se implantan. «La evidencia demuestra que las mujeres emprendedoras están siendo un agente clave para el desarrollo económico y social del mundo rural. Sin embargo, una vez que tienen la idea de negocio, aunque ésta sea innovadora y tenga posibilidades de éxito, en general, se están encontrando con muchas dificultades a la hora de dar el paso hacia el autoempleo», remarca. Y ahí es donde los jóvenes las han ayudado. Los participantes están de acuerdo en que la Universidad debería realizar más actividades de este tipo interactuando con la sociedad y vinculando experiencias docentes con las necesidades reales de los ciudadanos.

 

Última hora
Las noticias más...
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria

Diario de León