+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Se baja en el desfile delante de su hotel

 

21/01/2017

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se bajó ayer de la limusina presidencial ante el hotel de su propiedad en Washington, para saludar a sus seguidores congregados en el desfile que le llevaba junto su esposa Melania a la Casa Blanca.

Trump salió del automóvil pocos metros antes de la entrada de su Hotel Trump, junto a Melania, a quien llevaba de la mano, y su hijo pequeño Barron, y caminó saludando a los miles de asistentes congregados a ambos lados de la avenida Pensilvania.

Aprovechó la ocasión, además, para saludar a los empleados de su hotel que portaban un cartel en que se leía la palabra «Gracias».

Poco después, Trump, su esposa y su hijo pequeño volvieron a la limusina blindada que será su coche oficial en los próximos cuatro años, para continuar el recorrido.

Aunque es habitual que el mandatario baje a saludar a sus seguidores en algún momento del desfile presidencial, pero que un nuevo presidente lo haga justo ante uno de los edificios que aloja un negocio de su propiedad fue la primera vez.

El Trump International Hotel fue inaugurado el pasado mes de octubre en plena campaña electoral, y cuando aún se desconocía quien sería el vencedor de las elecciones en las que el candidato republicano se impuso a la demócrata Hillary Clinton.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla