+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Dieciséis personas mueren calcinadas al incendiarse un autobús en Italia

Los estudiantes y profesores húngaros regresaban desde Francia donde habían estado de vacaciones.

 

Estado en el que quedó el autobús siniestrado cerca de la ciudad italiana de Verona. FILIPPO VENEZIA -

22/01/2017

efe | roma

Dieciséis personas de nacionalidad húngara, la mayoría estudiantes, murieron calcinadas al quedar atrapadas en el autocar en el que viajaban y que se incendió al chocar contra un pilar cerca de la ciudad de Verona (norte de Italia).

Los bomberos confirmaron ayer este balance aún provisional de víctimas mortales y cifraron en 39 los heridos, de los que los medios apuntan que uno está en coma y doce presentan lesiones graves.

El suceso se produjo en la madrugada del sábado cuando un autobús colisionó contra un pilar en la autovía italiana A4 a la altura del municipio veronés de San Martino Buon Albergo, cuando al parecer se dirigía a Budapest de regreso de Francia.

A bordo viajaban 55 personas, sobre todo alumnos de entre 14 y 18 años acompañados por algunos profesores y que volvían a Hungría después de pasar unas vacaciones en Francia.

Las autoridades aún no han esclarecido las razones del siniestro y consideran que es demasiado pronto para conocerlas, pero, según la primera reconstrucción de los hechos, es probable que la causa sea un problema en una rueda.

Así lo afirmó un camionero que, en declaraciones recogidas por los medios, aseguró que una treintena de kilómetros antes del lugar en el que ocurrió el suceso se percató de que el autobús presentaba algún problema en una de sus ruedas.

La colisión provocó escenas de pánico, al quedar numerosos jóvenes atrapados dentro del vehículo mientras las llamas se propagaban a gran velocidad.

Tras extinguir el virulento incendio, las autoridades han recuperado dieciséis cadáveres, que deberán ser sometidos a pruebas genéticas para su correcta identificación.

Los heridos han recibido ayuda de las autoridades italianas y de la cónsul de Hungría en Milán (norte del país), Judit Timaffy, a la espera de que lleguen sus familiares.

Tras reunirse con los heridos, la diplomática aseguró a los medios que los jóvenes fueron testigos de escenas de pánico al ver a sus compañeros encerrados dentro del autobús en llamas, que describieron como una auténtica «trampa». Timaffy explicó que quienes lograron sobrevivir lo hicieron saltando a la carretera después de romper las ventanas traseras con los martillos de seguridad, pues las puertas del vehículo se bloquearon tras la colisión.

Destacó el papel desempeñado por uno de los profesores que acompañaban a los muchachos, el de Educación Física, identificado como Giorgio Vigh y que, según los medios, accedió en varias ocasiones al autobús en llamas para rescatar a los alumnos.

Buscar tiempo en otra localidad