+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Encuentran muerto en su casa de Londres al disidente ruso Glushkov

Segundo suceso en pocos días en la capital británica con el Kremlin bajo sospecha.

 

El exiliado ruso Nikolai Glushkov apareció muerto en su domicilio en Londres. DL -

14/03/2018

efe | londres

El exiliado ruso Nikolai Glushkov, amigo del fallecido oligarca Boris Berezovsky, fue hallado muerto en la noche del lunes en su domicilio de Londres, según informaron ayer medios británicos. Glushkov, de 68 años y asilado político en el Reino Unido, fue encontrado por familiares y amigos tras fallecer por causas que se desconocen, según el diario «The Guardian». La policía metropolitana de Londres informó de que su unidad antiterrorista ha asumido «por precaución» la investigación sobre la muerte de un hombre de unos 60 años en el distrito londinense de Kingston, en el suroeste de la capital británica.

«La muerte se está tratando en estos momentos como inexplicada», señala un comunicado de la policía, que destaca que se están tomando medidas especiales en la investigación debido a «las asociaciones que se piensa que el hombre tenía».

En 1999, cuando Berezovsky cayó en desgracia con las autoridades rusas y huyó al Reino Unido, Glushkov fue acusado de fraude y blanqueo de capitales, según el diario británico.

El exiliado se refugió en Londres y en marzo del año pasado fue condenado en ausencia a ocho años de prisión por haber defraudado a Aeroflot cuando era su director financiero, según «The Telegraph».

Berezovsky fue hallado colgado en su casa de Berkshire (Inglaterra) en 2013, en un aparente suicidio, aunque su entorno aseguró que no creían que se quitara la vida a sí mismo. La muerte de Glushkov se produce en un momento de tensión entre Londres y Moscú por el envenenamiento el pasado día 4 del espía doble ruso Serguéi Skripal en suelo británico. El antiguo agente de la inteligencia militar rusa, captado por el MI6 británico en los años 90, y su hija, Yulia, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar que les ha dejado en estado crítico.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha indicado que es «altamente probable» que el Kremlin esté detrás de ese ataque y ha avanzado que impondrá un amplio rango de medidas contra Rusia si confirma sus sospechas.

La policía de Londres subrayó ayer martes que no existen pruebas por el momento que sugieran vínculos entre el caso del espía y la muerte del hombre el pasado lunes en Londres.

El servicio de ambulancias acudió a las 22.46 horas GMT del lunes a una residencia de la calle Clarence Avenue de la capital británica, detalló Scotland Yard, que avanzó que se llevará a cabo una autopsia del cadáver.

Buscar tiempo en otra localidad