Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

RELEVO EN LA CASA BLANCA

El legado de Obama visto por sus compatriotas

El balance del presidente de EEUU crea divisiones entre los estadounidenses que le votaron, los que se sienten defraudados y los que creen que su mandato ha sido un éxito

IDOYA NOAIN / RICARDO MIR DE FRANCIA
19/01/2017

 

Sabrina Khan
Editora audiovisual y documentalista

“Me identificaba con su 'yo' inicial pero ahora me pregunto quién es Obama”

Sabrina Khan no solo votó por Barack Obama en 2008. Llegó a trabajar en su campaña. Entonces, a los 36 años, tenía “reservas sobre algunas cosas” y sabía que “no era tan progresista como algunos le estaban retratando, entendía que era más pragmático”. Pero aunque las ideas de esta editora audiovisual y documentalista estuvieran más a la izquierda de las de aquel candidato, lo encontraba “honesto y reflexivo y en aquel momento lo encontraba muy excepcional, con cualidades muy escasas en un político. Me impresionaba realmente esa empatía radical”, cuenta por teléfono desde California, “pensé que le guiaría”.

Ocho años después, Khan no habla de desilusión, sino de “malestar, sobre todo por la militarización de la sociedad, nacional e internacional, por la escalada de la guerra de drones, por guerras de las que no se habla, por la absoluta desconsideración del derecho al debido proceso...” Aunque aplaude algunos de sus esfuerzos, especialmente en inmigración, cree que “mucho de lo que ha hecho ha sido superficial”. Y ve en él ecos de Lyndon Johnson, “progresista en el frente social pero regresivo en política internacional”.

Aunque para ella el presidente “nunca ha dejado de mostrar un tremendo sentido de elegancia ni de ser reflexivo”, su descontento con él tiene un transfondo que va más allá de políticas concretas. Es que “no cuadra” la persona a la que dio su voto y la que ha visto estos ocho años en la Casa Blanca.

“Cuando leí su libro de memorias 'Los sueños de mi padre', me impresionó cómo hablaba de identidad de forma tan compleja”, reflexiona. “Se presentó con un sentido muy claro de quién era, no ya en lo ideológico, sino diciéndonos ‘así es como hablo, así es como enfrento las cosas, así es como trabajo’... Pero se ha ido haciendo unafigura muy enigmática, no transparente, incluso en su comunicación. Me identificaba con su yo inicial pero ahora me pregunto quién es Obama”.

Kelvin Reaves
Agente inmobiliario de Washington

“Rompió el techo de cristal y nos enseñó que no hay límites para nuestros sueños”

Kelvin Reaves no conoce personalmente a Barack Obama, pero sí se ha cruzado a menudo con la familia del presidente. Su hijo Chase estudia en Sidwell Friends, el prestigioso colegio cuáquero donde se han educado Sasha y Malia, las hijas del presidente. “Obama devolvió la esperanza a Estados Unidos y también a los negros”, afirma este agente inmobiliario, con una licenciatura y un máster en Derecho. “Rompió el techo de cristal y nos enseñó que podemos hacer cualquier cosa, que no hay límites para nuestros sueños y se ha convertido en un verdadero ejemplo para los jóvenes como mi hijo, que han crecido bajo su presidencia”. En su opinión, “pasará a la historia como uno de los mejores presidentes, especialmente en lo que respecta a la justicia social.

Reaves es consciente de que queda mucho por hacer para enterrar definitivamente el legado de la esclavitud y la segregación. Él también ha visto como alguna gente se cambia de acera cuando se acerca, algo que nunca sucede cuando sale a correr con sus amigos blancos. “Hay prejuicios que siguen presentes. A los negros se nos ve como una amenaza, y Obama ha hablado abiertamente de ello, le ha explicado al país qué significa ser negro y ha situado esa experiencia en el centro del debate”. Aunque considera que podría haber hecho un poco más, también cree que hizo todo lo que pudo porque el control republicano del Congreso durante los seis últimos años de su mandato, limitó seriamente su margen de actuación.

Desde un punto de vista profesional, las políticas de Obama para sacar al país de la crisis en 2009 y evitar la depresión, le ayudaron a reflotar su negocio. “Se esforzó por ayudar al americano medio. Creo que al final su presidencia ha sido un gran éxito”.

Jaime Reyes
IInmigrante vendedor de tacos

“Ayudó, pero pudo haber hecho más”

Comparte nombre con un personaje de cómic, la última encarnación del Escarabajo Azul, pero el Jaime Reyes que atiende un carrito de tacos en el East Village neoyorquino no tiene superpoderes. Llegado de México “por necesidad” y con un permiso de trabajo en 2009, justo cuando Barack Obama había entrado en la Casa Blanca, este hombre de 34 años es uno de los millones de inmigrantes que forman parte de un tejido demográfico cambiante de Estados Unidos. Paga religiosamente sus impuestos, tiene dos hijos pequeños ya nacidos en el país y por tanto estadounidenses y aunque él no es ciudadano y no puede votar, tiene su opinión sobre el presidente saliente. “Ayudó, pero pudo haber hecho más”.

Reyes habla de ayudas como DACA y DAPA, los dos programas con los que Obama ha protegido a los hijos de inmigrantes que llegaron sin papeles al país o a gente como él, padres de ciudadanos. Cree también que ha sido el Congreso en manos de los republicanos quien ha impedido al presidente hacer más. Pero también recuerda que Obama “es quien más ha expulsado” (con más de 2,8 millones de deportaciones). Y hasta quiere mirar en positivo a Donald Trump. “Siempre hay que pensar positivo porque si empezamos a pensar negativo esto no tendría chiste”, dice. “No va a deportar, pero no va a dejar entrar”.

Más allá del tema de inmigración, Obama saca como mucho un aprobado raspado en el examen de Reyes, sobre todo en materia económica. “Soy inmigrante y no exijo demasiado”, asegura. “Su único legado es que mantuvo la economía, y se están restaurando la economía y el trabajo, pero no la tocó como debía y ahora todo se disparó demasiado”.

“Los políticos solo hablan bellezas pero los actos son los que cuentan”, concluye.

Jamal Rayyis
Hijo de palestinos y crítico de vinos

“No es suficiente ser mejor para ser bueno”

Aunque Jamal Rayyis no votó por Barack Obama en 2008 (lo hizo por el Partido Verde) quería “que fuera buen presidente, que tuviera éxito”. Pero este asesor y crítico de vinos de 51 años se siente incapaz de hacer esa valoración tras ocho años de mandato del demócrata. Aplaude a una familia que “ha llevado inteligencia a la Casa Blanca” y a un presidente “muy carismático” y “con un conocimiento profundo de los temas”. Pero en su opinión Obama “decidió ignorar por conveniencia política” todo ese conocimiento; cree que “ha hecho muy pocas cosas”, y aunque dice que “en los últimos meses ha sido más presidente de lo que esperaba”, su conclusión no cambia: “No es suficiente ser mejor para ser bueno”.

“La gente estaba ansiosa por el cambio y Obama llegó al cargo con un gran mandato, con el voto popular y el colegio electoral, con las dos Cámaras del Congreso”, recuerda Rayyis. “Pero no fue capaz de sacar partido de ese poder. Estábamos listos para él, pero capituló completamente de quien imaginé que era. No peleó la lucha suficientemente pronto. Pudo usar su plataforma para comunicar a la gente directamente, avergonzar a quienes tenían que ser avergonzados, pero no lo hizo”.

Hijo de palestinos progresistas y con experiencia en el mundo de la asesoría y de la gestión cultural, Rayyis da crédito a Obama por haber logrado el acuerdo con Irán (“tuvo paciencia, hizo el trabajo duro y fue capaz de resistir grandes presiones”) pero repite desde California muchas veces la palabra “desastre” para hablar de Libia, de la política en Oriente Próximo, de Siria o de Egipto.

Muestra también “desilusión” en temas de política interior. En economía, por ejemplo, cree que Obama “ha preservado las estructuras”. Reconoce avances en algunos  temas, pero solo en los que no suponen ningún reto o amenaza a las estruturas, como la aprobación del matrimonio homosexual. Y es crítico con una reforma sanitaria que “tiene elementos muy positivospero también demasiados intereses especiales”. Es una desilusión personal. “Pago entre 4.000 o 5.000 dólares al año y aún tengo que poner 2.000 de mi bolsillo antes de que el seguro empiece a cubrirme. ¿Cómo es eso accesible

Wells Dixon
Abogado del Centro de Derechos Constitucionales

“El fracaso de Guantánamo es responsabilidad personal de Obama”

Wells Dixon conoce como nadie los entresijos de Guantánamo y el entramado legal en el que quedaron atrapados más de 700 sospechosos de terrorismo desde que la Administración Bush abriera el penal en 2002. Desde que dejó su empleo de abogado corporativo en Nueva York para trabajar con el Centro de Derechos Constitucionales, Dixon ha representado “entre 40 y 45 detenidos” de la cárcel cubana. Todos menos dos han sido liberados, pero Guantánamo seguirá abierta cuando Barack Obama se despida este viernes de la presidencia. Sus reiteradas promesas no se han cumplido. “El fracaso para cerrar Guantánamo es ahora completo y Obama es personalmente responsable de ese fracaso, tanto como su predecesor”, dice al otro lado del teléfono.

En las últimas semanas, su Administración ha tratado detransferir al máximo número de detenidos. Diez de ellos volaron hace unos días hacia Omán, pero otros 45 siguen atrapados en el limbo legal que heredará Donald Trump, un hombre contrario a su cierre. Dixon no compra el argumento de que Obama ha hecho todo lo que ha podido. “Nunca estuvo dispuesto a luchar por lo que creía, es decir, que Guantánamo es una vergüenza moral y una amenaza para la seguridad nacional”, dice categóricamente. La Administración Obama, afirma, podría haber acudido a los tribunales para revocar la ley que impide trasladar a los presos a EE UU. O podría haber desmantelado las comisiones militares para que fueran juzgados por las cortes ordinarias.

“También toleró los esfuerzos de insubordinación de algunas agencias para frustrar el cierre” y adoptó acciones contradictorias, al litigar las demandas presentadas contra las detenciones. Aunque Dixon admira a Obama como político, se siente defraudado en su desempeño respecto al penal. “Mi impresión es que de verdad creía en cerrar Guantánamo, pero creo que no es parte de su personalidad involucrarse en la lucha política y mancharse las manos”.

Timothy Naftali
Historiador. Universidad de Nueva York

“Ha fijado unos estándares éticos y cívicos muy altos”

Cuando se analiza el legado del presidente saliente, los historiadores solo parecen coincidir de forma unánime en un punto: Barack Obama siempre será recordado como el primer presidente negro, el hombre que rompió la barreralegada por siglos de esclavitud y segregación. Pero el resto del párrafo dedicado a su mandato dependerá de cómomaduren sus ideas en las próximas dos décadas, afirma el historiador Timothy Naftali, quien fuera el primer director de la Biblioteca Presidencial de Nixon. “Una de las cosas que quedará es que introdujo el principio de que todos los estadounidenses merecen una sanidad asequible. Es Obama quien impuso esa idea en la psique del país”, dice en una entrevista.

Autor de varios libros sobre la guerra fría, así como de la política antiterrorista de Estados Unidos o una biografía de George H. W. Bush, Naftali resalta también las políticas medioambientales de Obama o su recurso al poder blandopara restablecer la reputación de EE UU en el mundo tras el deterioro que sufrió durante la presidencia de Bush hijo como parte de su legado. “El hecho de que fuera poco nacionalista contribuyó además a su popularidad en lugares como Europa”, afirma este profesor de la Universidad de Nueva York.

A diferencia de otros muchos dirigentes que completaron dos mandatos, Obama evitó además los escándalos que han perseguido a muchos en los últimos años de su presidencia, como fueron los casos de Reagan o Clinton. “Ha fijado unos estándares éticos y cívicos muy altos”, dice Naftali. Es pronto para saber si la suya ha sido una presidencia transformativa, añade. Todo dependerá de si sus políticas perviven y de si los demócratas las abrazancomo parte esencial de su credo en el futuro.

 

Última hora
Las noticias más...
Y además...


Club de prensa

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria

Diario de León