+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La sociedad civil se organiza para rechazar una intervención militar en Irak

Los actores, fuera del Congreso por mostrar camisetas pacifistas

Los actores invitados por PSOE e IU a asistir al pleno del Congreso sobre Irak fueron desalojados del hemiciclo tras exhibir puestos en pie camisetas con el lema «no a

 

Javier Bardem gritó a las puertas del congreso su más rotunda opisición a la guerra - PEPA DÍAZ

Agencias - MADRID.
Agencias 06/02/2003

Una treintena de actores y artistas fueron desalojados ayer de la tribuna de invitados del Congreso al mostrar durante la segunda intervención del presidente del Gobierno sobre Irak en el Pleno camisetas con la inscripción «No a la guerra». Cientos de personas se manifestaron en las cercanías de las Cortes para mostrar su oposición a un ataque contra Irak. Muchos actores y artistas participaron en esta movilización, mientras algunos representantes del mundo del espectáculo siguieron en directo el debate, invitados por partidos de la oposición, un hecho que la ministra Pilar del Castillo tachó de «oportunista». PSOE e IU denunciaron los «cacheos exagerados» que sufrieron a su entrada en el Hemiciclo los artistas, que les impidieron escuchar la primera intervención de José María Aznar. «No se es más democrático por llevar una pegatina», dijo Aznar, refiriéndose a los diputados de IU que lucían una idéntica a la que los representantes del mundo de la cinematografía llevaban en la Gala de los Goya. En ese momento, los artistas presentes se levantaron de sus asientos y mostraron las camisetas con el lema «No a la guerra» que llevaban debajo de la ropa. Una actuación que fue aplaudida por los diputados de IU y que fue motivo para que la presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudí, hiciera desalojar la tribuna de invitados. Aitana Sánchez-Gijón, Javier Gurruchaga, Pilar Bardem, Juan Diego Botto, José Sacristán, Vicente Gisbert, Natalia Dicenta, el Gran Wyoming, Imanol Uribe, Rosana Pastor, María Barranco, Ana Belén, Juan Luis Galiardo, Amparo Larrañaga, María Luisa Merlo, Juan Diego, Ana Belén, Alberto San Juan -uno de los presentadores de la gala de los Premios Goya-, Iñaki Miramón o Juan Echanove fueron algunos de los representas del mundo del cine que ocuparon en la Cámara Baja las tribunas de invitados para seguir de cerca el debate, en el que Aznar explicó la posición del gobierno del Partido Popular respecto a la crisis de Irak. La mayoría de los actores que habían sido invitados por PSOE e IU al Pleno no pudieron escuchar la primera intervención del presidente del Gobierno, debido al minucioso registro al que fueron sometidos todos ellos para poder acceder a la Cámara Baja, que provocó que su entrada se retrasase considerablemente. «Muy peligrosos» Los actores que esperaban en la puerta del edificio de las Cortes destinada a los invitados desde las tres y media de la tarde mostraban su malestar a medida que se acercaba la hora prevista para el inicio de la sesión. «Parece ser que somos muy peligrosos», comentó la ex presidenta de la Academia de cine Aitana Sánchez-Gijón. En un momento dado, al comprobar que la cola apenas avanzaba, el actor Juan Luis Galiardo, alegando veteranía, se acercó a conversar con los policías encargados de los registros para pedirles una explicación. Todos los actores coincidieron en señalar que su presencia en el Congreso de los Diputados no era más que un «testimonio» de su rechazo a la guerra en Irak y explicaron que con su asistencia al Pleno pretendían dar «aliento» a la mayoría de la sociedad española, que como ellos, rechaza un ataque militar. En la calle, a pocos metros del Congreso, cerca de mil personas, muchas de ellas del mundo del espectáculo, se concentraron desde las 15.50 horas para expresar su rechazo a una eventual intervención bélica en el Golfo Pérsico. Entre los manifestantes había representantes políticos y sindicales