+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PULSO EN BRUSELAS

La UE limitará su relación futura con Reino Unido a un pacto comercial

Tusk subraya que "es la única posibilidad" tras la negativa de la primera ministra británica, Theresa May, a seguir en el mercado único y la unión aduanera

 

Donald Tusk, en una ruda de prensa junto al primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, este miércoles. - / STRINGER

EL PERIÓDICO
07/03/2018

La negativa de Reino Unido a seguir formando parte del mercado único y la unión aduanera deja a la Unión Europea (UE) ante una sola opción de futuro: las relaciones entre Londres y Bruselas, una vez consumado el divorcio, pasarán únicamente por un acuerdo de libre comercio. "Espero que sea ambicioso y avanzado. Pero solo será un acuerdo comercial", ha avisado este miércoles el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, durante la presentación de las orientaciones que servirán de base para negociar los lazos futuros.

 

La falta de concreción del Gobierno de Theresa May sigue exasperando en las capitales europeas y el malestar empieza a ser evidente. "Por el momento sigue sin estar claro lo que quieren", ha reconocido este miércoles el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, convencido de que en esta negociación solo habrá perdedores. Aún así, los negociadores europeos no pierden el norte y siguen quemando etapas. La última ha tenido lugar este miércoles con la presentación de las líneas maestras del borrador de directrices que marcará la futura relación.

 

Se trata de un texto breve, de cinco páginas y 14 puntos, que Tusk ya ha remitido a las 27 capitales europeas para su adopción en el Consejo Europeo del 22 y 23 de marzo. "Mi propuesta muestra que no queremos construir un muro entre la UE y Reino Unido. Al contrario, Reino Unido será nuestro vecino más cercano y queremos seguir siendo amigos y aliados tras el 'brexit'", ha asegurado Tusk. Pero, dadas las circunstancias, esta futura relación tendrá muchas limitaciones y, por supuesto, no permitirá elegir a la carta. 

 

"Durante mis conversaciones en Londres el jueves pasado y en su discurso del viernes, May confirmó que Reino Unido abandonará el mercado único, la unión aduanera y la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE. Por tanto, no debe ser ninguna sorpresa que el único modelo posible sea un acuerdo de libre comercio", ha explicado. El presidente de la UE promete afrontar las negociaciones con una mente "abierta, positiva y constructiva" pero también con un "realismo" que, a tenor de sus palabras, parece echar de menos en el lado británico.

 

Dos exámenes clave


En este sentido, considera que verdadero 'test' de las negociaciones pasa por dos elementos. El primero, lograr un equilibrio entre los derechos y las obligaciones porque "la UE no puede dar a Reino Unido los derechos de Noruega con las obligaciones de Canadá". Y, en segundo, por garantizar la integridad del mercado único. "Ningún Estado miembro puede escoger aquellos sectores del mercado único que le gustan ni aceptar solo el papel del Tribunal de Justicia de la UE cuando le interesa. Un enfoque a la carta para un país que no es miembro está fuera de cuestión. No vamos a sacrificar estos principios", ha avisado.

 

Pero a partir de estas dos líneas rojas, Tusk está dispuesto a estrechar lazos y a negociar un pacto ambicioso que cubra todos los sectores, con aranceles cero y sin restricciones cuantitativas para los productos, que incluirá también a "los servicios" (sin mencionar explícitamente los financieros), y acceso recíproco a los recursos pesqueros. El plan esbozado también contempla mantener una colaboración estrecha en materia de seguridad, lucha contra el terrorismo y el crimen organizado, también en materia de investigación, innovación, educación y cultura, y recalca la necesidad de evitar la interrupción de los vuelos entre la UE y Reino Unido y garantizar la seguridad.

 

"Dada la proximidad geográfica de la UE y la interdependencia económica con los 27, la futura relación solo tendrá resultados mutuamente satisfactorios si incluye garantías robustas que aseguren un terreno de juego justo", señala el borrador que hace hincapié en la necesidad de evitar que el Reino Unido se aproveche de prácticas competitivas injustas derivadas de su posibilidad de rebajar los estándares reglamentarios y medioambientales o los impuestos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla