+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Valls asume la línea de Hollande en el debate de las primarias socialistas

El ex primer ministro francés defiende el estado de emergencia en la lucha antiterrorista.

 

13/01/2017

l. m. pascual | parís

El ex primer ministro francés Manuel Valls asumió la línea económica del presidente saliente, François Hollande, frente a los ataques de los otros seis candidatos a las primarias del Partido Socialista (PS) durante el primer debate televisado celebrado ayer.

Tanto en el aspecto económico, donde reivindicó la necesidad de continuar con el rumbo marcado, como en la lucha contra el terrorismo y la política internacional, Valls defendió las medidas tomadas por el presidente, cuyo Gobierno dirigió hasta hace poco más de un mes.

Y lo hizo en un contexto en el que los otros postulantes, sobre todo los exministros Arnaud Montebourg, Benoît Hamon y, en menor medida, Vincent Peillon, tomaron distancias con las decisiones adoptadas durante los últimos cinco años.

En particular, con la reforma laboral, la última gran medida del mandato de Hollande, que prometieron derogar si llegan al Elíseo, mientras que Valls defendió muchas de sus medidas.

El principal caballo de batalla fue el diálogo en las empresas por encima de los convenios colectivos que incluye esa ley y que para Montebourg y Hamon debilitan la posición de los trabajadores frente a los empresarios, mientras que el exprimer ministro aseguró que permite evitar el cierre de empresas y, por tanto, preservar puestos de trabajo.

En ese punto, Valls recibió el respaldo de los otros tres candidatos, los más desconocidos, el ecologista François de Rougi, el demócrata Jean-Luc Bennahmias y la radical de izquierdas Sylvia Pinel.

Favorito de los sondeos para ganar las primarias, cuya primera vuelta tendrá lugar el próximo día 22, Valls se mostró más apasionado a la hora de defender la acción de Hollande en la lucha contra el terrorismo y en la política exterior.

El exjefe del Gobierno asumió el esfuerzo de su gabinete para incrementar las fuerzas de seguridad y aseguró que «en la guerra contra el terrorismo» el estado de emergencia es una herramienta que «debe ser prolongada tanto tiempo como sea necesario».

En ese punto recibió la dura crítica de Peillon, que consideró que no se puede hablar de «guerra» cuando muchos de esos terroristas «son hijos de Francia».

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla