+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«La calidad es lo que nos salva»

Antonio Manuel Quiroga Carballo
Bodegas Cobertizo de Viña Ramiro


«Romper el mercado gallego, muy especialmente, y el asturiano, que tienen un alto consumo, es la asignatura pendiente del vino berciano», que sin embargo tiene aprobada la otra, la de la máxima calidad. Así lo cree Antonio Manuel Quiroga Carballo, personaje singular e irrepetible de la viña y la bodega

 

Toni Quiroga,en la zona de elaboración de su bodega en Valtuille, en la que dispone de medios técnicos de vanguardia. - b. fernández

Rafael Blanco
26/04/2013

Si no luchas por la calidad y la mantienes, te caes. La calidad es lo que nos salva en el Bierzo». Toni Quiroga es un personaje realmente singular en el vino berciano. Viticultor y bodeguero de muy tardía dedicación, llegó a ella por las dos ramas familiares. De su padre heredó unas cepas en Cacabelos y de su suegro, al que hace mención en el nombre de la bodega, algunas más en Valtuille de Abajo, donde luego adquiriría otras cuatro hectáreas de viñedo sobre la ladera que mira al Castro de la Ventosa. En la parte más baja de esa viña, casi en casco urbano, construyó la bodega y desde 1994 elabora vino bajo la tutela de la Denominación de Origen Bierzo. Sin embargo, fue en el 2000 cuando sacó al mercado su primer vino embotellado, un tinto joven con la etiqueta de Cobertizo de Viña Ramiro. En el 2005 aparecería el primer crianza.

Entusiasta de sus propios vinos, que elabora bajo los mejores criterios técnicos y de calidad, Toni Quiroga encuentra en la satisfacción del que los disfruta su propia satisfacción. La gusta cuidar la viña y hacer el vino que él mismo vende cliente a cliente. En realidad no son clientes, sino un entramado de personas con los que establece contacto por y para el vino. Pero no sólo, porque lo que más le gusta del vino son las personas con las que comparte experiencias y largas conversaciones, sea cual sea el pretexto y sea cual sea el lugar.

Pese a su profesión de fe en la Mencía, en el 2008 hizo un ensayo de blanco polivarietal y un año después sacaba el mercado, bajo el sobrenombre de Selección, el vino top de la bodega, un crianza de calificación con tiempos de reserva en la elaboración. Prometió que volvería al blanco y lo acaba de hacer, pero ya con un excelente Godello que brota en su primera elaboración como resultado del injerto de 3.600 cepas. Le gusta y no renuncia a la inevitable comparación que se hace entre los del Bierzo y Valdeorras: «El nuestro es más frutal, voluminoso y rico en matices como consecuencia del mejor clima. Pero tenemos que contener el grado alcohólico».

Cobertizo vende fundamentalmente en la provincia y en puntos concretos de Cataluña, Levante, Madrid, Galicia y Asturias. Fuera, sólo en Suiza. «Tenemos que romper el mercado gallego —dice—, que es el natural para el vino berciano, y el asturiano. Y meter la cabeza en los mercados internacionales. La Mencía es nuestra mejor arma».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla