+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El aparcamiento de Santa Nonia hace obras para mejorar sus accesos

El Ayuntamiento está analizando la situación legal del parking en el solar de la Diputación.

 

Aspecto que presentaban ayer las obras de acceso al aparcamiento de Santa Nonia. DL -

22/01/2017

manuel c. cachafeiro | león

El párking de Santa Nonia está ejecutando unas obras para mejorar los accesos al aparcamiento. Los trabajos, que han comenzado recientemente, consisten en la construcción de un bordillo de separación de la entrada y la salida por la calle Santa Nonia y la instalación de máquinas de control, como tienen otros estacionamientos de vehículos de la capital.

Hace tres décadas ya que la Diputación cedió el solar a una sociedad de discapacitados. El pasado mes de septiembre, el Ayuntamiento reclamó a la institución provincial toda la documentación después de que un ciudadano, a título particular y al amparo de la Ley de Transparencia, solicitase al Consistorio el expediente. El Ayuntamiento debe dilucidar ahora, en base a esos datos y a los que obren en sus propios departamentos, si el aparcamiento es totalmente legal y, en consecuencia, si tiene todas las licencias obligatorias.

Ahora el pago del estacionamiento se realiza en una pequeña caseta en la salida por la calle Santa Nonia, donde también se recoge el ticket a la entrada.

En la cesión de 1988 la Diputación, propietaria de los terrenos, no fijó ningún canon de explotación al considerar que se trataba de una actividad sin ánimo de lucro y con un fin social para dicho colectivo, entonces conformado por siete socios, aunque se reservó el control de la gestión.

De momento, las obras afectan al acceso por la calle Santa Nonia. El aparcamiento tiene otra entrada por la calle Independencia en la que no se han ejecutado trabajos.

A raíz de la polémica, el pasado mes de septiembre, un portavoz de la cooperativa que gestiona el parking de Santa Nonia mantuvo que su actividad es legal. Los actuales socios han cambiado por el fallecimiento de uno de ellos y la entrada de otras personas.

La parcela ha sido objeto de negociaciones como contrapartida en varios proyectos de la ciudad, como su permuta por el Emperador o, ahora, como posible solar para la ampliación del Conservatorio, si al final se decide mantener su actual ubicación. Hotel, centro comercial... siempre se ha hablado de su futuro pero nunca, ni siquiera en los años del boom de la construcción, se concretó iniciativa alguna.

La parcela, de 9.000 metros cuadrados, tuvo un capítulo anterior a su cesión a la entidad «Contratas de Servicios, Sociedad Cooperativa», que es como se denominaba la sociedad de discapacitados. Fue el 30 de abril de 1978, diez años antes. La Diputación se la cedió gratuitamente al Estado para la construcción de la Delegación Provincial del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo y la Jefatura Provincial de Carreteras. El acuerdo entre ambas instituciones incluyó una cláusula por la que el Estado tenía 5 años para hacer el proyecto y otros 30 para levantar la nueva edificación. «Transcurridos uno y otro, sin haberse cumplido estas condiciones, la propiedad del terreno cedido revertirá automáticamente y de pleno derecho al Patrimonio Provincial con sus pertenencias y anexiones», señaló el convenio. El expediente de reversión se inició en enero de 2011, visto que el Estado nada había hecho. Paralelamente, el aparcamiento ha venido funcionando con normalidad.

La institución provincial ha recordado en varios momentos a la cooperativa —la última vez a principios del otoño de 2012— la obligación de remitir cada mes «un detalle suficiente de las actividades habidas en el estacionamiento de vehículos para que por la Diputación se tenga un conocimiento total del desarrollo del mismo».

El pasado mes de octubre, el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León exigió a la Diputación la regularización «de una vez» del aparcamiento, según señaló su portavoz, Gemma Villarroel, en un comunicado.

La ciudad de León dispone de 1.420 plazas para aparcar en espacios subterráneos públicos o gestionados en concesión. El mayor es el de Ordoño, con 485 plazas en tres plantas, dos de ellas destinadas a uso rotatorio. El de San Marcelo cuenta con 269 plazas, el de la Plaza Mayor, con 255, y el de la avenida de Peregrinos, detrás de San Marcos, con 400 plazas, aunque 155 están destinadas a uso reservado de la Junta.

En superficie, la capital cuenta con 17.000 plazas en total. Unas 11.000 libres, algo más de 3.150 marcadas por el sistema de regulación ORA en zona azul, 1.300 para residentes, 834 en zonas naranja y 250 plazas en zonas de carga y descarga.

Noticias relacionadas