+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Audiencia condena a ocho años y medio de prisión a Paulino Larralde

Impone siete años de cárcel a su hijo y a su sobrina por traficar con cinco kilos de heroína.

 

Los detenidos intentaron cubrirse al entrar en la Audiencia. RAMIRO -

11/01/2017

dl | redacción

La Audiencia Provincial condenó ayer a ocho años y medio de prisión a Paulino Larralde padre, a siete años de cárcel a Paulino Larralde hijo, a otros siete años de cárcel a su prima Camino Larralde y redujo a cuatro años de prisión la pena para David Juárez, condenado como cómplice.

Paulino padre deberá hacer frente a una multa de 2,5 millones de euros y los otros dos miembros de la familia habrán de abonar 1,5 millones de euros, mientras que para el cuarto, la multa se reduce a 400.000 euros. La sentencia fue notificada ayer a las partes.

La sentencia considera probado que los acusados formaban parte de un grupo organizado para traer un alijo de cinco kilos y medio de cocaína desde Cambados a Camponaraya. Camino y David portaban la sustancia estupefaciente en su vehículo, y padre e hijo actuaban como lanzadera: viajaban por delante para advertirles de la posibilidad de que existieran controles policiales en ese trayecto.

Plan organizado

La sentencia considera probado que los cuatro acusados fueron autores de un delito contra la salud pública en la modalidad de sustancias que afectan gravemente a la salud. Rechaza la versión de padre e hijo, que explicaron en el juicio que no habían tenido ningún tipo de acuerdo con los integrantes de la expedición del otro vehículo y que el encuentro había sido casual. Tampoco entiende verificada la versión del hijo según la cual se había producido un breve encuentro con su prima porque ambos mantenían una relación sentimental oculta . El hecho de que la joven estuviera embarazada de ocho meses en el momento de los hechos resta verosimilitud a esta tesis, según los miembros de la sección tercera de la Audiencia.

DETECTADOS

Se entiende probado que el 25 de septiembre de 2015 los cuatro proyectaron un viaje a Villanueva de Arousa para adquirir droga. Dos agentes del cuerpo Nacional de Policía que se encontraban en tareas de identificación de personas y vehículos apreciaron que Paulino hijo, en actitud muy nerviosa, estacionaba el coche en el que viajaba su padre en las inmediaciones de un bar de la zona, muy conocido como área de reunión para actividades delictivas. Larralde hijo y Camino conversaron durante unos instantes, presumiblemente para coordinar el transporte de la droga. Así que los agentes decidieron seguirlos.

UN CONTROL

El primer coche tomó la autopista A-9 y fue seguido por el segundo. Tras el peaje de Santiago de Compostela, se dio alerta a la Policía Nacional de Ponferrada para que dispusiera un control en Piedrafita, donde se detectó el paso del convoy a las 16.00 horas. Padre e hijo iban en cabeza y el otro vehículo los seguía.

A su llegada a Camponaraya, resultaron detenidos por un dispositivo de la Policía Nacional, que arrestó a la joven y a su acompañante con una cantidad de droga que en el mercado hubiese tenido un valor de 784.000 euros.

Padre e hijo cambiaron de coche y dieron una vuelta por Camponaraya para evitar a los policías. Sin embargo el primero fue detenido y el segundo fue arrestado, no sin antes lanzar la ventanilla del coche el teléfono móvil que llevaba. Tenían placas falsas de la Guardia Civil y un pagaré por importe de 30.000 euros.

Ante la sentencia cabe recurso de apelación.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla