+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

TRIBUNALES

La Audiencia tuvo que elaborar un segundo listado ante los rechazos para ser jurado del caso Larralde

El tribunal tendrá el listado de los seleccionados para juzgar a siete personas acusadas de crimen la próxima semana

 

Sala de vistas de la Audiencia Provincial donde un jurado popular juzgará el crimen de Larralde. MARCIANO PÉREZ -

DL | León 14/01/2017

La Audiencia Provincial de León completará la semana próxima el listado de personas que integran el jurado popular que a partir del próximo lunes 23 de enero juzgará a siete personas acusadas de la muerte violenta de Roberto Larralde.

La nómina de rechazos ha sido tan alta que fue necesario elaborar un segundo listado de candidatos para completar los 35 que forman la fase de preselección. La sección tercera de la Audiencia resolvió ya la propuesta de las defensas para que el juicio se celebrase a puerta cerrada. Definitivamente la sala estará abierta a todas las personas que deseen seguir el juicio a lo largo de las más de cinco semanas que durará.

Por otra parte, Carlos Helí de la Red, acusado de ser presuntamente uno de los siete participantes en el plan, ha solicitado protección policial para poder asistir al juicio que se celebrará a partir del próximo día 23 de enero en la Audiencia Provincial de León. Cinco de los siete procesados tendrán que acceder cada día al Palacio de Justicia por la puerta principal y abandonarán las instalaciones de la Audiencia por la misma vía, circunstancia que ha llevado a De la Red a reclamar medidas de seguridad especiales para su persona.

Las excusas

Manuel Ángel Peñín, el presidente del jurado, inquirió por su postura a los letrados que representan a las partes, casi siempre con el mismo denominador común: las defensas por un lado en bloque y el fiscal y la acusación particular bastante cercanos en sus planteamientos respecto a los rechazos o las aceptaciones de las excusas.

Una mujer que tiene a su madre de 87 años a su cargo y no tiene ayuda de dependencia, un berciano cuyo padre acaba de sufrir un ictus, una madre de dos hijos en edad escolar cuyo marido trabaja a turnos y no podía cuidar de los pequeños o una estudiante de un curso superior de cocina en Valladolid fueron ejemplos de casi unanimidad a la hora de aceptar sus argumentos para no formar parte del grupo de once personas que emitirán el veredicto tras el juicio.

En el caso contrario, un joven berciano de baja laboral a la espera de una intervención quirúrgica reseñó su voluntad de ser miembro del jurado. «No me han llamado para la operación así que puedo estar en el juicio», explicó por videoconferencia desde Ponferrada. Otro anciano que había sido citado en la Audiencia de León se despistó en el camino y no fue capaz de llegar al Palacio de Justicia. Dos personas de más de 65 años estimaban que su edad era argumento suficiente, pero se encontraron con la sorpresa de que se les pedirá más motivación para aceptar su deseo de no estar en el tribunal y un recluso de la penitenciaría de Villahierro explicó que, por motivos evidentes, quedará fuera.

Buscar tiempo en otra localidad