+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ENSEÑANZA

Las aulas leonesas pierden en cuatro años casi 600 alumnos extranjeros

El 82% de los estudiantes inmigrantes están escolarizados en los centros públicos.

 

La gran mayoría de los escolares de otros países acuden a colegios públicos de León. - dl

A. Calvo | León
06/07/2014

Los efectos de la crisis no sólo se miden en términos económicos, si no que su repercusión también llega al sistema educativo y no sólo por la falta de inversiones. La pérdida de población inmigrante que ha decidido retornar a sus países de origen, principalmente a latinoamérica, ha provocado una merma de estudiantes en las aulas de la provincia que ya supera el medio millar. A esta cifra se suma que el 82% de estos alumnos de origen extranjero está escolarizado en un centro de carácter público en la provincia de León y que el descenso de estos alumnos afecta por igual a los colegios concertados y a los públicos.

En el curso 2002-2003, estaban matriculados en León 1.857 estudiantes de origen extranjero, cifra que se duplicó en una década, alcanzando en el 2010-2011 los 4.260 alumnos. Sin embargo, en los últimos años, esta cifra ha comenzado a disminuir paulatinamente y desde el sindicato Stele-Stecyl, Carlos Cadenas, remarca que el descenso ya es «significativo». «Algunos inmigrantes han retrasado el retorno conscientes de que en sus países las garantías educativas son menores, pero la crisis les ha empujado a irse ante la falta de un trabajo aquí», explicó el miembro de Stele. Entre las nacionalidades que más están abandonando España y regresando a su país, los ecuatorianos y el resto de los procedentes de América Latina. Aún resisten los de origen marroquí y de los países del Este.

«La bajada de alumnos tiene consecuencias directas en la pérdida de unidades, aulas y puestos de trabajo», apuntó Cadenas, no sin recordar que algunas familias inmigrantes mantenían centros del medio rural abiertos y que el cierre de colegios, «traerá otras consecuencias en servicios como el sanitario o el administrativo».

En el curso que concluyó el mes pasado había matriculados 3.680 alumnos de origen extranjero, más de un millar en Primaria y casi otro tanto en la Secundaria Obligatoria. El descenso de estos alumnos años se ha hecho más evidente en este último año, con la pérdida de casi 400 estudiantes, lejos de los 184 y los 121 de los dos cursos anteriores. La mayoría de los alumnos de origen extranjero que han abandonado España estaban estudiando Primaria.

Carlos Cadenas apuntó que en León los alumnos «están repartidos» en los diferentes colegios públicos, aunque «hay mayor presencia en los colegios de la zona centro como el Ponce o el González de Lama». «La diversidad es positiva porque enriquece», indicó el miembro de Stele tras explicar que en la provincia de León «no hay problemas», ya que en la mayoría de los colegios los alumnos de origen inmigrante no representan más del 20% de los estudiantes. «Hay que tener esto en cuenta, porque en aquellos casos que tienen un idioma diferente puede dificultar la integración», explicó.

«La pérdida de alumnos es preocupante, porque sus efectos se exceden del ámbito educativo, sobre todo en una provincia y una comunidad como Castilla y León con los problemas demográficos que tiene», indicó el miembro del sindicato Stele.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla