+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Una aventura empresarial que se inició en 1925 con capital local

 

22/01/2010

La Sociedad Española de Talco se constituyó en 1925 con capital íntegramente local. En un principio comenzó a explotar la mina de interior San Andrés, que se convirtió en la principal actividad económica de la zona con el paso de los años. En 1992 desembarcó en la compañía la multinacional francesa Luzenac, actualmente Rio Tinto Minerals. En el año 2000 esta sociedad absorbió a Ibérica de Talcos, empresa con explotaciones anexas a las de la sociedad originaria del proyecto.

Desde la llegada de la multinacional francesa se llevó a cabo un fuerte proceso de inversión para sanear la compañía y hacerla más competitiva con la modernización de la fábrica de Boñar.

En 1992 la empresa anunció el cierre de la mina de interior, y el mantenimiento de la explotación a cielo abierto, Respina. El proceso afectó entonces a 17 trabajadores, y se llevó a cabo por la falta de rentabilidad del talco extraído del pozo, así como por el alto contenido de impurezas del mineral que se extraía.

De la explotación de interior se extraían entonces 9.000 toneladas de talco al año, frente a las 30.000 toneladas que ya daba por entonces la mina a cielo abierto.

Frente a los 17 trabajadores de interior, el trabajo en el exterior se realizaba a comienzos de los 90 con un vigilante y un barrenista, y cuatro empleados eventuales que se contrataban para la campaña de cuatro meses.