+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

SAN ANDRÉS Tras unir con fibra 6 kilómetros, se trasladarán los servidores

El Ayuntamiento podrá llevar este verano sus datos a Scayle

 

14/06/2018

P. infiesta | san andrés

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo podrá almacenar sus datos en ‘la nube’ del Centro de Supercomputación de Castilla y León a partir de este verano. El camino para llegar no ha sido fácil. En 2014, el Consistorio firmó el convenio de colaboración con León para desplegar la fibra óptica hasta ese edificio, que alberga el superordenador Scayle, conocido anteriormente como Caléndula.

Una auténtica joya tecnológica y un incansable ayudante por su rapidez y capacidad para ejecutar miles de instrucciones a la vez. Además, posee un gran almacén de información con ‘llave’ para los hackers y acaba de ser retocado para multiplicar por diez su capacidad de cálculo y almacenamiento hasta los 229 teraflops.

El camino de ‘hilos tecnológicos’ tuvo que esperar hasta noviembre de 2017, en que la Junta de Gobierno Local adjudicó por 43.000 euros el contrato para la interconexión de la sede consistorial y la ULE. El objetivo, dotar a los departamentos municipales de los medios y sistemas necesarios para que los ciudadanos pudieran tener acceso a los servicios por vía electrónica, «modernizando de esta manera la administración para facilitar la intercomunicación con otras administraciones·, destacó PSOE-PAL.

La fibra ya enlaza con Vegazana tras recorrer seis kilómetros. Ahora, la Junta Local ha dado su visto bueno al contrato del servicio para la conexión del Consistorio con las instalaciones de la Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León por 9.580 euros, para culminar el proceso de conexión con Scayle. El siguiente paso es trasladar allí las máquinas físicas situadas en las dependencias municipales para el despliegue de la nueva estructura, así como la interconexión de ambas instalaciones.

La realización de ambos procesos estará en manos de un equipo de técnicos expertos, que culminarán los trabajos en los 30 días fijados como plazo de ejecución a partir de la notificación del acuerdo. Se dará así una solución «a la problemática derivada de la antigüedad de los servidores del Consistorio para mejorar la seguridad, capacidad, funcionamiento y rendimiento de los equipos informáticos», señalan.

La conexión del Ayuntamiento con Scayle permitirá atajar las incidencias que periódicamente sufren los actuales sistemas informáticos, agilizar trámites y garantizar que no se produzcan caídas en la red que afecten al funcionamiento de los departamentos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla