+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El caos provocado por la gripe obliga a reorganizar las camas en el Hospital

Arrecian las críticas por la falta de previsión de la Gerencia para atender a 500 pacientes diarios.

 

Saturación en el servicio de Urgencias del Hospital de León la tarde del pasado lunes. MARCIANO -

11/01/2017

m.c. cachafeiro | león

A la apertura de 27 camas en el hospital Monte de San Isidro para hacer frente a la epidemia de gripe, con más de 530 visitas diarias en los últimos días al servicio de Urgencias del Hospital de León, la Gerencia sumó ayer otras 32 en la planta 12 del centro sanitario, en el antiguo Princesa Sofía, para hacer frente a una situación que está recibiendo las críticas de los partidos de la oposición y de los sindicatos por la «imprevisión» de los responsables de Sacyl.

Estos colectivos entienden que la Gerencia del Hospital debería haber previsto esta situación teniendo en cuenta que el pico de la gripe coincide siempre con estas fechas y achacan la imprevisión a los recortes, tanto de personal como presupuestarios.

Esas 27 camas en el Monte de San Isidro pertenecen al área de Medicina Interna y estaban cerradas desde el pasado verano por las medidas de ahorro de Sacyl. Además, Sacyl está derivando pacientes en los últimos días a centros privados como San Juan de Dios, La Regla o Altollano. Los sindicatos de Enfermería y UGT critican también el uso de camas para enfermos en plantas del Complejo Hospitalario con pacientes operados, lo que añade un riesgo a su estado de salud si se ven contagiados por un proceso respiratorio. También existen camas cruzadas en otras plantas, según UGT, que culpa al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado como responsable último de la situación de caos que, a su juicio, vive el hospital leonés.

La Gerencia del Hospital defiende su actuación ante una situación límite y sobrevenida en los últimos días. Su prioridad, asegura, ha sido dar respuesta a todos los afectados, aunque en ocasiones se haya tenido que recurrir a camas cruzadas.

El sindicato CSIF reclamó ayer un refuerzo de las plantillas de Sacyl y la apertura de espacios cerrados para aliviar la «saturación» de los servicios de urgencias de los hospitales de Castilla y León.

Según los cálculos de esta formación, «en este momento existe un déficit de cientos de trabajadores sanitarios en la Comunidad», mientras que en todo el país lo cuantifican en unos 35.600 empleos, perdidos desde el pasado mes de septiembre.

En los últimos días se han suscitado críticas también en Salamanca, Palencia o por la atención en la comarca de Sanabria.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla