+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Las casas rurales demandan una marca como destino turístico propio

 

18/11/2015

Superar la barrera de los 36 días de ocupación como media al año, entre un 10 y un 12%, impulsar los canales de comercialización y promoción y mejorar las infraestructuras, fundamentalmente las relacionadas con las nuevas tecnologías, suponen las principales demandas de los empresarios de las casas rurales de la provincia. Este sector aglutina 573 establecimientos y suma 4.717 plazas y reivindica su papel en la generación de riqueza para el medio rural, la creación de empleo y la fijación de población.

El responsable de la Diputación y presidente del Consorcio Provincial de Turismo, Juan Martínez Majo, mantuvo ayer un encuentro con las asociaciones que representan al sector en La Losilla (municipio de Vegaquemada) en el hotel rural Casa Hilario. Durante la reunión, comentó que, como primera medida para ayudar a estos establecimientos, serán los protagonistas de la oferta de León durante la feria Intur que se celebrará en Valladolid del 25 al 28.

El presidente reconoció «la inmensa potencialidad de las casas rurales en el desarrollo de la provincia» y se mostró convencido que el AVE también será una oportunidad para ellas. «Debemos conseguir que los turistas salgan de la capital». Y consciente de que necesitan un empujón para elevar sus índices de ocupación, anunció un mayor esfuerzo en la promoción y la información, así como en la difusión a través de las redes sociales.

Desde la Asociación Leonesa de Turismo Rural (Aletur), su responsable, Jesús del Río, recordó que estas casas pertenecen a familias que viven de ellas, total o parcialmente. Apostó por el trabajo conjunto y unido junto con las administraciones en la promoción y comercialización y reivindicó una marca, que unifique toda la oferta como destino turístico. «Debemos trabajar unidos y de forma consensuada, remar todos a la vez en este barco y también jugar nuestras propias cartas».