+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LAS 'BUENAS COSTUMBRES' DE ALFONSO IX

Las Cortes de León regresan siglos después a San Isidoro

San Isidoro acoge le teatralización de las Cortes de 1188 en un acto singular

 

Los representantes de las ciudades, el clero, la nobleza y el rey durante la representación de las Cortes de 1188, ayer en el claustro de San Isidoro - SECUNDINO PÉREZ

La representación contó con muchos participantes - SECUNDINO PÉREZ

Á. C. | LEÓN
19/07/2015

Como en aquella de 1188, el claustro de la Real Basílica Colegiata de San Isidoro se engalanó ayer de banderas y blasones para recibir a los representantes de las cuiudades del Reino de León en su ansia por inventar la democracia representantiva. Una escenificación, organizada por la Asociación de Vecinos del Barrio de Santa Marina y con la colaboración de la Asociación Cultural «El Trovador Leonés», que revivió la tarde en la que el joven rey Alfonso IX, con el trono asediado por las intrigas y la falta de dinero, ordenó a la nobleza y el clero que hicieran un hueco en el foro a quienes desde el pueblo llano podían financiar sus guerras, a cambio de darles participación en los asuntos públicos. Ahí, se acunó el parlamentarismo, de acuerdo al título que concedió la Unesco.

El acto sirvió para dar lustre al acontecimiento que marca una de las bases de la promoción turística de la ciudad, todavía a la espera de que el Ministerio de Educación conteste a la solicitud, cursada por el Ayuntamiento de la capital leonesa, para que se incluya la enseñanza de la importancia de las Cortes de León de 1188 en el currículum escolar.

Para contribuir al menos a que el conocimiento alcance a los leoneses y los turistas veraniegos, el esfuerzo de la asociación de vecinos de de Santa Marina, apoyada por otros colectivos vecinales de la ciudad, puso sobre el escenario original a todos los protagonistas de nueve siglos atrás. Una recreación lograda, con diálogos certeros, que tuvo como prólogo el recital poético y el desfile Medieval por las calles del centro de la ciudad: desde la Iglesia de Santa Marina la Real hasta la plaza de San Isidoro, con parada frente a la Catedral y acomopañamiento musical.

La versos dieron paso al claustro viejo de la Real Basílica Colegiata de San Isidoro, donde tomaron asiento en el escenario principal los representantes de los estamentos que formaron las Cortes de 1188. Ante ellos, como entonces, el rey se alzó para pronunciar el discurso que, a partir de entonces, cambiaría la historia del mundo a partir de aquel viejo reino: «En el nombre de Dios, yo, Don Alfonso, rey de León y de Galicia, al celebrar las Cortes en León, junto al Arzobispo de Santiago, los obispos, los magnates de mi reino y los ciudadanos elegidos por cada ciudad, decreto y aseguro que conservaré para todos los clérigos y laicos de mi reino las buenas costumbres establecidas por mis predecesores». Un propósito de hace ya nueve siglos.






Buscar tiempo en otra localidad

   
2 Comentarios
02

Por yo mismo 9:05 - 19.07.2015

Felicitaciones a quien ha promovido este evento y principalmente a quien protagonizo la figura del Rey. Parecía la reencarnación de Alfonso IX un texto larguísimo aprendido de memoria ¡bravo! mas actos como este son necesarios para reivindicar lo que supuso el Reino de León, hoy ninguneado en todos los ámbitos

01

Por Marcelino 9:01 - 19.07.2015

A pesar de que en general los trajes medievales eran bastante buenos, hubo un detalle importarte que deslució la imagen medieval, las sandalitas con las que calzaban los caballeros y soldados. En la Edad Media las gentes de armas calzaban botas, no sandalitas para ir a la playa.