+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CSIF advierte de que el empleo público sigue destruyéndose en León

La provincia perdió 1.154 puestos de trabajo en las administraciones entre julio de 2016 y el mismo mes de 2017.

 

13/01/2018

dl | león

El sindicato CSIF advirtió ayer de que entre julio de 2016 y julio de 2017 se han destruido en León 1.154 puestos de trabajo en las administraciones públicas. Una denuncia que llega tras conocerse el último número del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, correspondiente a julio de 2017.

A este respecto, el presidente de la Unión Provincial de CSIF León, Hipólito B. Riesco, denunció que, a pesar de la supuesta recuperación económica continúa la destrucción de empleo en la mayor parte de los sectores de las administraciones públicas en la provincia de León.

La provincia tenía en Julio pasado un total de 29.132 empleados público. «Dicha cifra revela una situación estancada a nivel general, que perpetúa una pérdida del 12,05% del empleo público en León desde enero de 2009, con un total de 3.752 puesto perdidos desde el inicio de la crisis y 1.154 puestos de trabajo perdidos entre julio de 2016 y julio de 2017», señaló Riesco.

mayor pérdida

En este momento, la pérdida afecta fundamentalmente a la Administración Pública Estatal, al sector de Educación dentro de la Junta de Castilla y León y a la propia Universidad leonesa, dándose una pequeña recuperación en la administración local.

Riesco lamentó el abandono al que siguen sometidos los servicios públicos de la provincia por parte fundamentalmente de las administraciones estatal y autonómica.

perjudicados

Así, en la Administración Pública Estatal, se han perdido en León 547 puestos sólo en el período comprendido entre julio de 2016 y julio de 2017, y 1.418 desde 2010. Dicha pérdida afecta prácticamente por igual a los funcionarios de la Administración General del Estado (405 puestos), a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (460 puestos) y a las entidades empresariales y organismos públicos (579 puestos).

«Difícil de entender este comportamiento del Gobierno Central, que es la única Administración que ha sometido a todos los servicios públicos que presta a una destrucción progresiva y sin freno que, lejos de parar, parece acentuar su declive», recriminó Hipólito Riesco.

La pérdida de empleo afecta a las Fuerzas de Seguridad del Estado, el centro Penitenciario de Villahierro, la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, las oficinas del INSS, la Tesorería General de la Seguridad Social, el personal civil de Defensa, Correos y Telégrafos, la Ciuden de Ponferrada, Justicia e incluso las Fuerzas Armadas. En cuanto a los empleados de la Junta de Castilla y León, se recupera ligeramente en el último semestre la Administración General (47 puestos más) y la Sanidad (13 puestos más), pero se sigue perdiendo empleo entre los trabajadores de la Educación Pública no Universitaria.

Esta falta de personal trae consigo un empeoramiento considerable de las condiciones laborales de los empleados públicos, con sobrecargas de trabajo y dificultades para disfrutar de vacaciones y permisos, pero ante todo conlleva una disminución de los servicios públicos a los ciudadanos.

Buscar tiempo en otra localidad