+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Dos empresas elaboran ya las primeras corras con el sello Chorizo de León

La decena de industrias que tendrán etiqueta elaborarán 500.000 unidades al año.

 

A. G. Puente | redacción
07/08/2014

Después de seis años de análisis, estudios, investigaciones y una larga y compleja tramitación administrativa llegan al mercado las primeras corras con el sello ‘Chorizo de León’. El embutido con más tirón de la provincia estrena así su Marca de Garantía (MG) de la mano de dos empresas, las primeras en lograr las certificaciones precisas para utilizar esta etiqueta que han conseguido la autorización para llevar este marchamo de calidad. Se trata de Cecinas Pablo, con sede en Astorga, y Embutidos Manolo, cuya fábrica está ubicada en Villadangos del Páramo.

Hace unos meses, la MG logró que el Itacyl (Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León) aprobara el reglamento de uso de este sello. Inicialmente, una decena de empresas se han sumado a este marchamo, aunque la asociación que aglutina a este colectivo confía en que con el tiempo sean una veintena. También, las etiquetas precisaron la autorización de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

En el caso de Cecinas Pablo, entre esta semana y la siguiente, colocará en el mercado un total de 6.000 unidades con el sello ‘Chorizo de León’. Según comentó ayer su director general, Pablo Barros, la producción anual de su empresa de corras con este sello de calidad alcanzará las 50.000 piezas. Y su destino no será sólo nacional, sino que también viajarán a los países con los que tienen abierta una línea de exportación: Reino Unido, Francia, Irlanda y Alemania.

La decena de industrias que en una primera etapa estarán adscritas a este sello pondrán en el mercado alrededor de 500.000 unidades al año, que podrán duplicarse en cuanto el sello cuente con cerca de una veintena de empresas adheridas a la Asociación para la Promoción del Chorizo de León.

«Estar presente en las estanterías de los principales supermercados de España significa dar a conocer uno de los productos estrella de la gastronomía leonesa», explicó ayer Pablo Barros, director general de Cecinas Pablo. Una empresa que facturó el pasado año siete millones de euros y emplea a cuarenta personas.

Británicos, alemanes y franceses son los principales clientes extranjeros de las empresas elaboradoras de chorizo en la provincia, un producto que vive un auténtico ‘boom’ en Europa, sobre todo, el menos curado para su preparación a la plancha, frito o en barbacoa.

Precisamente, la internacionalización del sello de calidad recién estrenado es uno de los principales objetivos de la asociación. Desde hace meses cuentan con contactos precisos para llegar a nuevos mercados y potenciar la presencia del producto en los ya conquistados. También quieren llegar a China.



Buscar tiempo en otra localidad