+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

TRIBUNALES

El fiscal aprecia pruebas suficientes de la autoría del asesinato de Larralde

«La única víctima es la persona que ha fallecido y eso sí que no admite ninguna discusión».

 

Ramón Vega (supuesto autor del crimen) y Julio López, acusado como presunto inductor. DL -

24/01/2017

dl | redacción

El Ministerio Fiscal exhortó al jurado a valorar los indicios y las pruebas que se expondrán a partir de hoy en el juicio por el crimen de Roberto Larralde porque de esa forma considera que se probará que la muerte se produjo como relata la versión oficial de las acusaciones. «A Ramón Vega la vendieron el arma del crimen y él fue la última persona que estuvo con la víctima. No hace falta mucha más prueba aunque la van a tener a lo largo del juicio», explicó.

«Puede ser que haya otras personas en su familia que hayan tenido que responder ante la justicia en algún momento, pero eso no justifica que se le pudiera asesinar a él. Ha habido testimonios que han tratado de criminalizarlo y ni siquiera aunque lo que se hubiera dicho fuera verdad, eso justificaría lo ocurrido».

Las acusaciones solicitan 20 años de prisión por asesinato (25 en el caso de la representación de la víctima) para cinco personas acusadas de la muerte de Roberto Larralde en septiembre de 2014. Consideran que la que fuera su esposa (a ella se le aumenta a 23 años la pena propuesta por agravante de parentesco), un empresario maderero, un detective privado y un empleado del industrial planearon la muerte de la víctima, como forma de dar vía libre a la relación sentimental que mantenían el propietario de la empresa y la ahora viuda. Lo hicieron supuestamente con la colaboración de dos personas más, que hicieron llegar el arma al sospechoso de haber disparado al fallecido, que había sido citado en un descampado de Puente Castro.

El letrado defensor de la familia de la víctima advirtió contundente «No permitiré que se mancille el honor de Roberto» explicó, antes de anunciar sus dudas respecto a la implicación de los sospechosos de la tenencia ilícita de armas: «Si se demuestra que no eran parte del plan, retiraremos la acusación de asesinato».

El abogado explicó que la familia de la víctima pide «justicia, no venganza» y animó a los miembros del jurado a poner todo su empeño: «Llevo 50 juicios con jurado y si ustedes cometen algún error, para eso están los recursos».

La lectura de los escritos de acusación y defensa de las siete partes personadas en la causa ocupó buena parte del desarrollo de la sesión. El resto de la jornada estaba dedicado a las alegaciones.

La sala de vistas principal de la Audiencia Provincial se llenó prácticamente por completo para seguir el juicio. Hoy, a las 9,30 se inicia la segunda sesión.

Miriam Caballero, en un momento de gran tensión a su llegada a la Audiencia Provincial. DL