+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CAMBIO DE MODELO

Gersul ahorrará casi 600.000 € de la factura del CTR al gestionar la Junta los dos vasos

La asamblea modifica el contrato con la UTE a la que paga al año once millones por el tratamiento de la basura.

 

La basura ya colma el vaso inicial del CTR, mientras el nuevo aguarda su turno. - JESÚS F. SALVADORES.

16/05/2018

A. G. Puente | redacción

La entrada de la Junta en el complejo del CTR de San Román de la Vega, con la gestión de los dos vertederos, supondrá un ahorro anual cercano a los 600.000 euros para las arcas de Gersul. La labor que realizará la institución autonómica, a través del Somacyl, obliga ahora a modificar el contrato con la UTE Legio VII, adjudicataria de la explotación de todo el sistema (estaciones de transferencia, plantas de clasificación, CTR y transporte hasta el complejo) hasta 2024. La asamblea del consorcio acordó ayer iniciar el expediente de modificación del contrato y solicitar, además, a la Diputación la tramitación administrativa de este asunto «por eficacia y seguridad jurídica», tal y comentó tras la reunión el presidente de Gersul, Ángel Calvo.

Con la modificación de este contrato, el consorcio pagará 2,82 euros menos a la UTE por cada tonelada tratada, cuyo precio actual supone 55,82 euros. Cada año llegan al CTR una media de 200.000 toneladas de residuos, por lo que el ahorro rozará los 600.000 euros. La adjudicataria ingresa algo más de once millones de euros por ejercicio por esta labor, cantidad que en breve mermará por la rebaja que aplicará el consorcio. La operación del inicio del expediente para esta modificación del contrato contó con el visto bueno de todos los miembros de la asamblea, a excepción de la representante de San Andrés, una edil de Cs.

En cuanto el vaso inicial del complejo llegue a su límite, previsto antes de que finalice mayo, la UTE se encargará de su sellado y la Junta, Somacyl o una empresa, si deciden externalizar el servicio, se harán cargo de la gestión de los lixiviados. En los primeros seis meses de funcionamiento del segundo vaso será la empresa constructora la responsable de su explotación, una vez transcurrido este tiempo entrará la institución autonómica para gestionar los lixiviados y trasladar hasta este vertedero los residuos ya rechazados por la UTE tras el tratamiento. «La Confederación Hidrográfica del Duero sólo nos ha dado permiso para contar con una única salida para los lixiviados, por lo que ambos vasos compartirán esta vía», asegura Ángel Calvo, quien remarca que la Junta realizará estas labores en los dos vertederos y se hará cargo también de la depuradora del complejo «por seguridad medioambiental, llevará el control y la supervisión».

El vaso inicial llega a su límite prácticamente seis años antes de lo previsto. Su capacidad para albergar los residuos rechazados, tras el proceso de tratamiento, debería haber estado vigente hasta 2024, momento en que finaliza la concesión de la UTE. Sin embargo, las 400.000 balas de basura que fueron allí arrojadas, procedentes de la finca El Busto de Santa María del Páramo, y el mayor contingente de residuos que llegaron en los años del ‘boom’ económico, además del incumplimiento de las tasas de reciclaje, colmatan este vaso antes de tiempo.

El nuevo vertedero, cuyas obras finalizaron ya hace meses, ocupa una superficie de 90.000 metros cuadrados y cuenta con capacidad para albergar dos millones de metros cúbicos de residuos, la misma que el que ahora llega a su fin. Su vida útil está prevista para 15 años, podrá cumplir su misión hasta 2033. Supuso un coste de cuatro millones, financiados íntegramente por Somacyl (Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León).

Foto: JESÚS F. SALVADORES

   
1 Comentario
01

Por Ciudadano 11:10 - 16.05.2018

Si nos fijamos en la fotografía, en el material vertido, vemos que son plásticos y papeles los componentes más abundantes. ¿Por qué papel y plásticos si estos materiales son reciclables e incluso vendibles? Pues porque la falta de educación y concienciación medioambiental de los leoneses es TOTAL. ¿Y los alcaldes y concejales de los 211 ayuntamientos que hacen para evitar este derroche? NADA. A vivir y a cobrar aunque el medio ambiente se destruya.