+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

respaldo institucional a una tradición secular

El honor debido al Reino de León

La presencia institucional reafirma el acto de recuerdo y oración por los reyes leoneses, que afianza la cita del día de la Epifanía como un bastión cultural y religioso en San Isidoro.

 

Momento del cuarto turno de vela por los reyes de León en el Panteón Real de San Isidoro. MARCIANO PÉREZ -

El alcalde, Antonio Silván en el acto de vela junto a cofrades del Pendón isidoriano. MARCIANO PÉREZ -

07/01/2017

l. u. | león

El evento solemne del homenaje a reyes e infantes del Reino de León regresó al panteón real de San Isidoro en honor el pasado glorioso de esta tierra. Es una ofrenda que implica al Cabildo de la Real Colegiata y la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro de León durante la celebración del Día de la Epifanía. Los reyes, por partida doble en la capital leonesa, en un acto cargado de simbolismo que se asienta en una ceremonia íntima en el que las damas y caballeros de la orden cumplieron con turnos de guardia y oración por cada uno de los reyes y reinas leoneses. Otro detalle relevante del momento lo aporta la presencia y el abrigo institucional al evento. Lo suma el alcalde de León, Antonio Silván, que junto a otros miembros de la corporación municipal, participó en el cuarto turno de vela. El acto se desarrolla en un escenario de un valor artístico e histórico sin parangón. Al amparo del románico leonés que esconde en esta festividad de los Reyes un referente que de más profundidad de lo que trasciende muros de la basílica isidoriana. Dos capiteles de la sala escenifican el sentido del acto litúrgico. Uno representa el pasaje bíblico del leproso que recuerda la condición humana del pecado y la misericordia que se consigue tras la muerte. El otro referente recoge la mención a la resurrección de Lázaro, símbolo de que todos los restos mortales (por la oración que ocupa, los de los reyes de León) esperan el momento de la vida eterna en el día de la resurrección.

El obispo de León, Julián López, ofició la eucaristía en la colegiata, que contó con una masiva asistencia de feligreses, antes de proceder a la bendición con un responso por el eterno descanso de los monarcas del reino leonés del panteón real en el que recibieron sepultura.

La convocatoria de honor y recuerdo a los reyes leoneses se pierde entre referencias inmemoriales. Tan secular como la vocación de León de no olvidar de dónde viene.

Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por ramiro 10:21 - 07.01.2017

Cada día es más evidente el deseo de los leoneses por volver a serlo que fuimos, pero sin dejar de ser lo que somos. Porque somos lo que somos, porque fuimos lo que fuimos. A esta secular tradición, cuyos inicios se pierden en la noche de los tiempos, le auguro un gran futuro, cuenta con todos los ingredientes para ello.