+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El importe medio que un leonés destina para el regalo es de 324€

 

13/08/2017

Para los invitados una boda también es sinónimo de gasto. Al coste derivado de la vestimenta hay que añadir el regalo de boda. El mayor porcentaje de los convidados opta por el dinero. Así pues, el precio del regalo medio se sitúa en 325 euros, siendo una de las provincias de la autonomía donde más se aporta. Este donativo en muchos casos es utilizado por los recién casados para pagar la luna de miel. Los leoneses se gastan en el viaje matrimonial entre 2.000 y 3.500 euros por pareja. Los destinos preferidos están cargados de paz y tranquilidad, además de buscar lugares de costa, siendo las zonas preferidas para la luna de miel Estados Unidos, en primer lugar, seguido de México y Tailandia. En cuarto lugar se encuentra España, donde los viajeros aprovechan para visitar rutas gastronómicas y viajes de aventura, todo ello generalmente en alojamientos de gran lujo.

La forma de organizar el primer viaje de casados también es muy variada, aunque la mayoría se declina por una agencia, situándose sólo en el 27% los que lo hacen a través de la red.

Un 10% de los leoneses decidieron no irse de luna de miel por temas económicos, preferir alargar sus vacaciones de verano o buscar épocas del año más económicas para viajar.

Junto a la luna de miel, una de las cosas que más detenimiento requiere por parte de la novia es el vestido nupcial, donde el precio medio supera los 2.000 euros, con complementos incluidos. En torno a un 60% de las mujeres leonesas que se van a casar opta por comprar un vestido hecho a la medida. El diseño está inspirado gracias a comparaciones realizadas a través de Internet, aunque sólo el 20% se declina a comprar el atuendo en una tienda digital.

El coste total de una boda, tanto como para los novios como para los asistentes, es muy elevado. Pese a esto es una costumbre muy arraigada en León.

En algunas zonas rurales de la provincia casarse conlleva, a día de hoy, una serie de tradiciones. Tirar el rastro es un ejemplo de ello, donde los mozos del pueblo la noche antes de la boda dejan un sendero de paja que va desde la puerta de la casa del novio hasta la de la novia. La pasta se ofrece el día del casamiento a cualquiera de los presentes y consiste en un aperitivo al que los novios invitan. O el ramo que decora la casa de la novia, son algunas de la tradiciones.