+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Inversores mexicanos buscan en León empresarios para acuerdos de negocios

Renovables, ingenierías, TIC, turismo rural y proyectos sociales, áreas de desarrollo.

 

El cónsul honorario de España en México Carlos González Castañón ha visitado León durante estas fiestas de Navidad. - bruno moreno

maría j. muñiz | león
07/01/2013

Cualquier actividad, producto o servicio en los que el emprendedor tenga un conocimiento avanzado o innovador. El «know how» es el activo más demandado entre los inversores mexicanos, un país en desarrollo con recursos económicos suficientes para apoyar nuevas iniciativas, que busca también la diversificación de mercados, y que cuenta con un importante potencial de desarrollo tecnológico y social.

Sectores como la energía, las ingenierías, las nuevas tecnologías o el turismo rural, entre otras, son importantes nichos de negocio allí en los que los emprendedores españoles y leoneses tienen un reconocido nivel. El cónsul honorario de España en México Carlos González Castañón realiza desde hace diez años una intensa labor de apoyo para la implantación en el país americano de iniciativas españolas, desde asesoramiento y proyectos empresariales «llave en mano» hasta búsqueda de inversores.

Raíces leonesas

Sus raíces leonesas («mi madre era de Pola de Gordón, mi padre de Coladilla. Fueron aquella última generación que emigró a México con una mano delante y otra detrás, pero con parientes ya en aquel país») y el apego que le mantiene unido a esta tierra, donde estudió también en su adolescencia, le llevan a intentar impulsar el intercambio inversor. Los estados de Coahuila y Durán son sus regiones de influencia, una zona de 250.000 metros cuadrados y unos tres millones de habitantes «muy desarrollada y muy americana, porque está muy cerca de Estados Unidos».

González Castañón ha desarrollado su actividad empresarial en cinco países distintos. Mexicano y leonés, que ambas cosas se siente, desarrolla un activo papel en la parte final y definitiva de los proyectos de españoles que quieren abrirse camino en México, la de la búsqueda de inversores y apoyo institucional, así como la gestión de los trámites para poner en marcha el negocio, «algo mucho más rápido que en España. Si se sabe cómo hacerlo, en diez días una empresa puede estar montada y operando. Y ahí es donde entramos nosotros».

El cónsul aporta el plus de conocer la idiosincrasia de los mercados locales y el conocimiento del proceso inversor en su país. «Por ejemplo, una pequeña colaboración con un empresario local abre las vías de las ayudas públicas. Y un proyecto que contenga una iniciativa de carácter social consigue todo el apoyo institucional para salir adelante. Y en el desarrollo de proyectos para el Estado del bienestar los españoles y los leoneses tienen muchas ideas que aportar».

Una de las principales trabas del empresario leonés para desembarcar eb aquel mercado de posibilidades es el desconocimiento de los cauces a seguir para perder el miedo a entrar en un escenario que no controla, aunque el cónsul asegura que los mecanismos oficiales españoles (el Icex y Excal en Castilla y León) son altamente eficaces. Y también el desánimo que la crisis ha provocado en los españoles. «Es una percepción falsa, porque su prestigio allí es enorme, y la marca España, sin regionalismos, es un valor que se cotiza muchísimo».

Vía de dos direcciones

González Castañón se ha empeñado en transmitir a los empresarios leoneses las posibilidades de ese valor, así como de mostrar a inversores mexicanos las posibilidades de negocio en la provincia. «Porque este es un camino de dos direcciones». Por ello prepara para los próximos meses un encuentro entre inversores de las dos partes y emprendedores locales, que llegará también al ámbito universitario, con el que pretende ampliar las históricas vías de comunicación entre las dos regiones. «La colonia leonesa en México no es de las más numerosas entre las españolas, pero aquellos emigrantes esforzados, trabajadores y austeros han dado lugar a alguna de las más importantes empresas allí».