+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

UNIVERSIDAD ■ INVESTIGACIÓN

Una investigación de la ULe descubre que las perdices 'felices' por emparejarse libremente son más productivas

 

Las perdices que se emparejan libremente son más productivas - DL

14/02/2018

Un artículo publicado en la revista 'Applied Animal Behaviour Science', dentro de la tesis doctoral de Raquel Prieto, que fue defendida en la Universidad de León (ULe) en 2008, ha demostrado que 'emparejarse libremente', también en cautividad, conlleva efectos positivos para las perdices.
Para ello se estudió el comportamiento y producción de huevos en dos grupos.

Según ha informado la ULe, el primero estaba integrado por perdices emparejadas 'al azar' o de modo forzado, en las que las hembras no podían escoger a los machos. El segundo sin embargo estaba formado por perdices emparejadas 'de forma libre', en las que las hembras habían escogido a su pareja entre un grupo de 4 machos de perdiz.

Los resultados mostraron que cuando la hembra pudo escoger a su pareja, el número de huevos puestos y su fertilidad no se resintieron, e incluso las hembras emparejadas libremente comenzaron a poner huevos varias semanas antes en comparación con las hembras emparejadas de forma forzada.
Además, se observó una reducción en el número de agresiones, lo cual no hace sino apoyar la utilidad de éste método.

Los autores de La investigación han apuntado que aunque la implantación del 'emparejamiento libre' supondría una inversión en las granjas, es posible que esta inversión se compensara por la mejora en el bienestar y la garantía de producción de las perdices criadas en cautividad. Hay que recordar que la perdiz roja (Alectoris rufa), es la reina de la caza menor en España y, como consecuencia del gran descenso de sus poblaciones en las últimas décadas, su cría en cautividad está muy extendida, con una estimación de 4-5 millones de perdices producidas España cada año.

En las granjas, uno de los problemas se encuentra en la reproducción, dado que las parejas se forman 'al azar', sin que la hembra tenga la opción de escoger a su pareja, lo cual conlleva problemas de bienestar por las agresiones que pueden producirse, que incluso pueden ocasionar la muerte de las perdices.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla