+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Juicios en León

 

22/01/2017

En 1989 José Manuel Fuente fue condenado a 13 años de cárcel por parricidio. Tiempo suficiente para hacerse una larga lista de personas hacia las que sentía odio. Y para ingeniar la manera de vengarse de todas, lo que no dudó en hacer pasados los 13 años, en 2002. En enero de ese año cuando fabricó 17 artefactos explosivos, en cajas metálicas de cigarrillos.

Un mecanismo susceptible de provocar lesiones en los que abrieran las cajas sin advertir su contenido. La Policía siguió la pista hasta detener a José Manuel Fuente a partir de la explosión de uno de estos artefactos remitido por carta a un vecino de la avenida de Palencia, que abrió el sobre y le hirió en las manos. Cuatro destinatarios más que abrieron los envíos resultaron heridos

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla