+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Julio López niega haber recibido un chivatazo previo a su detención

 

25/01/2017

Julio López, el empresario considerado autor intelectual del crimen, rechazó que un chivatazo policial le advirtiera de su inminente detención y que por ello pusiera como apoderada de todos sus bienes a una amiga muy cercana que trabajaba para su empresa. «Tengo un cuñado policía pero no me avisó de nada». La firma del poder se realizó la víspera de su arresto. «Usted no sabe ni lo que dice» contestó al letrado de la acusación particular cuando se le insistió sobre el tema.

El sospechoso no comprende por qué Ramón Vega le atribuyó la orden de citar a Roberto Larralde la noche del asesinato: «Se le fue la cabeza, no entiendo por qué dice eso y nunca lo entenderé». Afirmó que es falso que hubiera dicho a la ahora viuda: ‘Tranquila, ya está hecho’. «Ese testimonio «se prestó seis meses después de los hechos, esa testigo sabrá por qué tardó tanto en decirlo».

Explicó que su intento de suicidio en prisión no fue relacionado con el crimen «sino porque había tenido un problema grave con mi mujer».

Rechazó haber organizado el viaje a Madrid como coartada: «La amiga de Miriam me insistió en que necesitaba que la llevara». Se le hizo ver la existencia de una contradicción con una declaración previa en la que aseguró que la iniciativa había partido de la viuda de la víctima. «La verdad es la que estoy diciendo hoy».