+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Juzgar por abandono a los padres de Rubén «es kafkiano», afirma Campoy

 

Ignacio Campoy y Gerardo Echeita, a la izquierda, con Javier Amoedo, en el centro. - marciano pérez

ana gaitero | león
16/01/2015

«Es kafkiano que se acuse de abandono de familia a los padres de Rubén —niño leonés con síndrome de Down que está sin escolarizar desde el 2011— cuando están luchando por el derecho de su hijo, que además fue expulsado del centro ordinario donde estaba escolarizado desde pequeño», afirmó ayer en León, Ignacio Campoy, profesor de Filosofía del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid y miembro del Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas.

Campoy participó en la mesa redonda sobre el derecho a la educación inclusiva y su aplicación práctica organizada por la asociación Solcom en colaboración con el Procurador del Común. El autor del estudio de Unicef sobre la situación de los niños y niñas con discapacidad recalcó que España «no ha adaptado» de forma plena la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU. En el caso concreto de la educación inclusiva, subrayó, el Gobierno estableció una excepción que, en la práctica, supone «una puerta abierta a que, sobre todo, los niños y niñas con discapacidad intelectual sean derivados a centros de educación especial».

No corren buenos tiempos para la educación inclusiva. «Más que un estancamiento, vivimos un retroceso», afirmó Gerardo Echeita, profesor de Psicología Evolutiva de la Universidad Autónoma de Madrid. En un país de tradición segregacionista, valoró, se avanzó en los primeros años de la Logse. Los recortes han sido definitivos y se han aliado con quienes defienden posturas más conservadoras, no sólo en la educación sino también en la judicatura.

Con todo, «el avance es imparable», agregaron los expertos, sobre todo porque «ha habido un cambio importante: las personas afectadas han tomado conciencia y luchan» como en el caso de Rubén y las personas que acuden a Solcom en busca de ayuda. Más del 80% de las personas que acuden a esta asociación lo hacen por temas educativos.

El Procurador del Común, Javier Amoedo, reconoció que la escuela inclusiva «es una asignatura pendiente» en la Comunidad, donde ha tramitado quejas con informes favorables que la Junta no ha tenido en cuenta. Valoró positivamente el encuentro como un foro para avanzar en este terreno. Por su parte, Mar Álvarez, de la junta de Solcom, recalcó que la educación inclusiva «es un derecho humano universal e inalienable».

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla