+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

VILLAQUILAMBRE

La León-Collanzo añade un kilómetro de acera gracias a una enmienda de UPL

El PP apoyó la iniciativa leonesista para dar seguridad a los peatones entre La Ermita y El Caño.

 

02/01/2018

p. infiesta | villaquilambre

La carretera León-Collanzo, a su paso por Villaquilambre pueblo, ganará una acera en su margen izquierda que permitirá dar seguridad a los peatones que quieran desplazarse desde la calle La Ermita a El Caño. La acera se extenderá a lo largo de casi un kilómetro y verá la luz, gracias a una enmienda presentada por UPL a los presupuestos de la Junta, que apoyó el PP.

El Gobierno autonómico incluyó en sus ayudas para 2018 los 150.000 euros que costará habilitar la nueva acera con baldosas y los servicios urbanos necesarios. El tramo, «actualmente se encuentra en tierra, con cunetas de tierra y pasos para salvarlas y acceder a las parcelas», explicaron los concejales leonesistas, que trasladaron la enmienda a través del procurador en las Cortes, Luis Mariano Santos.

La futura infraestructura completa el enlace por acera desde León. En concreto, un peatón ya podrá caminar sobre una acera desde el puente de la Asunción al Caño, atravesando toda Navatejera y Villaquilambre pueblo. Para garantizar la seguridad en ese tramo, ya que se ha constatado que muchos conductores incumplen de forma reiterada las limitaciones de velocidad, el Ayuntamiento instalará uno o dos rádares en la LE-311.

El nuevo presupuesto municipal reserva 15.000 euros para un programa de gestión de multas, que se complementa con otros 10.000 euros de equipos para procesos de información, que permitirán poner en marcha los controles de velocidad en esa carretera y en los 5,7 kilómetros de la nacional León-Santander.

La LE-311 es una de las cinco carreteras provinciales, propiedad de la Junta, más saturadas. Según los datos de la dirección general de Carreteras del Ejecutivo autonómico, la León-Collanzo soporta a diario el paso de más de 3.500 vehículos. Además, el 20% de los que circulan desde la avenida leonesa de Mariano Andrés a Navatejera y continúan hacia la montaña por el municipio de Villaquilambre son vehículos pesados. Las estadísticas indican que esa carretera es utilizada, de media, por setecientos camiones y camionetas. El Presupuesto municipal de 11.664.857 euros también se centra en mejoras de las redes y asfaltado en la diez localidades que integran Villaquilambre. Para inversiones se destina una cantidad similar al año anterior, de 800.000 euros que podrían elevarse a casi el millón.