+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

León desagua en Asturias el equivalente a una cuarta parte del pantano del Luna

La CHD reconoce que el 70% de los 350 litros por segundo de la Variante son de su cuenca.

 

Los caudales leoneses vierten en la cuenca Cantábrica en la desembocadura asturianas de los túneles, a la altura de Sotiello. JESÚS -

León desagua en Asturias el equivalente a una cuarta parte del pantano del Luna -

22/04/2017

álvaro caballero | león

El goteo es constante. El ‘grifo’ que se abrió en el último trimestre de 2008, cuando concluyó el calado del túnel, no se cierra. Desde entonces van ya más de 78,367 hectómetros cúbicos vertidos de manera ilegal desde León hacia la cuenca asturiana: una cuarta parte de la capacidad del pantano del Luna; casi una presa de Casares al año; más de 31.350 piscinas olímpicas que se van por Sotiello hacia el norte en dirección al Cantábrico. Ese es el saldo que dejan las fugas de la Variante de Pajares, de acuerdo a los datos reconocidos por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ante la consulta cursada al amparo de la Ley de transparencia por parte de la Asociación de vecinas contra el AVE.

Hasta ahora, con el membrete oficial del regulador, no se había confirmado que «el 70%del caudal aforado en la boca norte de los túneles corresponderían a la cuenca del Duero». La estimación se asienta en el estudio encargado por el «Adif a la consultora Geología y Geotecnia SL, en base a la geología de la zona y diversas hipótesis de balances hidrogeológicos», como se cita en el escrito firmado por el comisario de Aguas de la CHD, Ángel J. González, que reseña sin que sea objeto de la consulta que «en el proyecto básico de los túneles de Pajares se contemplaban unos caudales de aportación durante la excavación de 1.650 litros por segundo».

Pero los problemas, como se subraya en el escrito, no son de la época de la perforación. Entonces, en la fase «anterior al calado del túnel no ha existido trasvase pues las aguas aliviadas se retornaron hacia los caudales de cada una de las demarcaciones». Pero una vez comunicado el tubo, «el caudal medio aforado por en las bocas norte de los túneles fue de 500 litros por segundo». Esta fuga de 15,768 hectómetros cúbicos anuales, 11,03 provenientes de León, se mantuvo durante más de 5 años, hasta que «durante 2014 y 2015 se llevaron a cabo actuaciones en los arroyos de Alcedo y Folledo, así como en los propios túneles, para corregir algunos de los problemas detectados», explica CHD. A partir de ese momento, las pérdidas son de 350 litros por segundo: 11,03 hectómetros al año, de los que 7,726 son de la vertiente leonesa, conforme a la información de Adif que cita el organismo regulador de cuenca, tras admitir que «no se dispone de informes que evalúen exactamente ese caudal».

La pérdida queda apuntada ya a beneficio de inventario, pese a que en la pasada legislatura se llegaron a vender desde el Gobierno diferentes ideas para retornar los caudales a su cuenca. No volverán, como notan los pueblos leoneses que han visto desaparecer captaciones históricas y desaparecer acuíferos. Pese a las advertencias de la UE de la ilegalidad del trasvase generado, el agua va al Cantábrico.