+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

León invierte 1.500 euros para controlar a las más de 6.000 palomas de la ciudad

El Ayuntamiento aprobará el plan para la retirada de cerca de 1.300 ejemplares cada año.

 

La proliferación de palomas hace que el Ayuntamiento apruebe un plan de control. RAMIRO -

03/01/2017

álvaro caballero | león

Después de que las quejas pasaran de apenas una veintena en 2011 a más de 60 en el último año, el Ayuntamiento de León sacará adelante en el mes de enero el programa de control poblacional de palomas, dotado con un presupuesto de 1.500 euros. No hay riesgo de plaga, se advierte desde el servicio de salubridad pública, pero sí que se admite que se ha incrementado las reclamaciones por «las molestias causadas por la presencia excesiva» de estas aves, la mayoría de las cuales «están motivadas por los problemas de insalubridad que genera su presencia en el entorno urbano». Pese a este «exceso», los veterinarios municipales acotan que se da «sólo concentrado en determinados puntos, no por toda la ciudad». El juicio se apoya en los datos del estudio elaborado por los alumnos del cuatro curso del Grado de Biología, Biotecnología y Ciencias Ambientales de la Universidad de León, que estima que en el último año el censo estuvo en 6.021: 4.721 torcaces y 1.300 bravías; una paloma por cada 21 habitantes de la capital leonesa.

Esta población, según se cita en el documento del plan de control que aprobará la comisión informativa de Comercio y Consumo, «se ha mantenido estable durante los últimos años».El «estancamiento», como definen los técnicos, «puede deberse al esfuerzo realizado por el departamento de Salubridad Pública del Ayuntamiento», que en los últimos tres años ha capturado 3.958 palomas; una media de 1.300 anuales. Las mayores remesas se han cazado en el entorno de la plaza de Santo Domingo, con 1.277 animales retirados, aunque hay otros 37 puntos entre los que destacan la avenida Alcalde Miguel Castaño (284), Gordón Ordás (277), el Colegio de Huérfanos Ferroviarios (255), la Rúa (255) y Alcázar de Toledo (231).

Las actuaciones del plan de control de las palomas bravías parten de la queja de los vecinos. El aviso activa a los servicios municipales para que visiten el lugar, estudien «la localización de las palomas en zonas próximas e inspeccionen los edificios cercanos en los que anidan y descansan». Si estos inmuebles reúnen las condiciones necesarias y los propietarios lo permiten, se instalan jaulas trampa: equipos que constan de una trampilla mecánica en la entrada que sirve comida como cebo y que se activa cuando entra el animal, tal y como se describe en el plan. Tras un tiempo de capturas, se trasladan a «un recinto acondicionado para su estancia en el mercado de ganados hasta que se entregan a un gestor autorizado para su retirada y tenencia», a la vez que se requiere a los propietarios de las casas afectadas, que en la mayor parte de los casos son abandonadas, que hagan los cierres adecuados para que no vuelvan a nidificar las palomas.

Los veterinarios municipales advierten de que si no se continúa con estas actuaciones se puede llegar a una situación muy problemática. En su informe, reseñan que «la paloma bravía puede tener dos puestas al año» en las que suele «sacar adelante 1 o 2 pichones». Esto hace que, pese a la «alta mortalidad de aves adultas y la no muy alta esperanza de vida, en un año en el que las condiciones climatológicas y de presencia de alimento y agua sean muy favorables la población de palomas en la ciudad podría prácticamente duplicarse».

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla