+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«Los beneficios nos colocan en una muy buena expectativa para la bolsa»

Las perspectivas de crecimiento, tipos e inflación indican que el ciclo de los mercados «está avanzado, pero no da síntomas de problemas».

 

Enrique Marazuela, María J. Muñiz y José Miguel Fernández. -

14/06/2018

maría j. muñiz | león

Una previsión de crecimiento económico global «muy buena», con un proceso de convergencia entre las principales economías del mundo y el control por parte de los bancos centrales del repunte de los tipos de interés y la inflación, hacen que aunque el ciclo de los mercados financieros esté avanzado no se presenten aún síntomas de desequilibrio como para temer la corrección de las bolsas. Porque el ritmo de crecimiento hace que los beneficios empresariales compensen otros indicadores. A medio plazo lo tipos de interés y la inflación subirán en la zona euro de forma paulatina y moderada, los precios del petróleo serán moderados y, salvo riesgos políticos puntuales (Brexit e Italia en la Unión Europea, Brasil en América), no se aprecian elementos de volatilidad más allá de los propios del mercado, que crecerán porque los del año pasado fueron «inusualmente bajos».

Son algunos de los focos de análisis de Enrique Marazuela, director de Inversiones de BBVA Banca Privada y presidente de CFA Society Spain, que ayer participó en un foro de debate junto a José Miguel Fernández, decano de la Facultad de Ciencas Económicas y Empresariales de la Universidad de León, en una jornada del Club de Prensa de Diario de León.

Marazuela hizo un repaso por la evolución y las expectativas de las diferentes economías que influyen en los mercados financieros, para concluir que la previsión económica global para este año es del 3,8%; y que «el siglo XXI va a ser el gran siglo de Asia».

volatilidad

Respecto a las perspectivas de los mercados financieros, en lo que a renta variable se refiere, señaló que «el ciclo está avanzado, pero los ciclos no se mueren de viejos, sino porque aparecen desequilibrios. Y todavía no tenemos un problema en este sentido». Es así porque «el momento de beneficios es espectacular, 2017 fue un año fantástico y el primer trimestre del actual ejercicio ha sido excepcional. Estamos en una muy buena coyuntura de bolsa; las valoraciones no son todo lo bajas que nos gustaría para recomendar la renta variable, pero en un buen momento».

Por lo que se refiere a la creciente volatilidad, que se adelanta en mayor medida para los mercados financieros, el CIO de Banca Privada de BBVA tranquiliza señalando que «lo que no dan las expectativas lo dan los beneficios. La volatilidad del año pasado fue absolutamente baja por la influencia de las medidas de los bancos centrales, si ahora repunta es el funcionamiento del mercado».

Una volatilidad que puede retraer a los ahorradores tradicionales y conservadores, pero que no deja dudas sobre los productos en los que invertir a medio plazo si se busca la rentabilidad. «Quizá el traspaso de los depósitos a los fondos de inversión no es todo lo rápida que cabría esperar, pero es necesario asumir un cambio de mentalidad para asumir los riesgos necesarios».

En lo que coincidió José Miguel Fernández, que reconoció que la cultura ahorradora local tiene una aversión al riesgo que le impide en buena medida salir de los productos conservadores cuya rentabilidad es negativa desde hace tiempo, y no recuperará los niveles anteriores.

Buscar tiempo en otra localidad