+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Sucesos

El misterioso caso de las asturianas desaparecidas

Una de ellas, Lorena Torre, vivió en Cistierna, donde los vecinos tratan de aportar alguna pista sobre su paradero a través de las redes sociales

 

Las tres mujeres asturianas. La primera por la izquierda es Maria Paz Ferández, cuyo cadáver fue encontrado ayer - Atlas Video

DL / Redacción digital
07/03/2018

En una zona de difícil acceso, en la orilla del embalse de Arbón, se encontró ayer por la tarde el cadáver de María Paz Fernández Borrego con signos de haber sido agredida. Esta gijonesa de 43 años se encontraba en paradero descocido desde el pasado desde 13 de febrero cuando se la vio por última vez en la localidad de Navia, a unos doce kilómetros de donde ha sido hallado su cuerpo sin vida. 

El pelo, el vestido negro que llevaba el último día que la vieron con vida y un tatuaje en el hombro no dejó lugar a dudas a la Guardia Civil y ni siquiera fue necesario que los familiares acudiesen a identificar el cadáver. Fue un aficionado al piragüismo quien dio aviso a la Guardia Civil poco después de las tres de la tarde de auyer tras encontrar flotando y boca abajo el cadáver.

Medios asturianos aseguran que aún quedan muchas incógnitas por resolver en el caso de Mari Paz, cuya desaparición se cree que fue forzada.

El caso de Maria Paz es el primero cronológicamente hablando, pero el Instituto Armado y la Policía Nacional siguen buscando a las otras dos mujeres desaparecidas en Asturias en los últimos días. Con el de Maria Paz, son tres los casos de mujeres desaparecidas, los tres en Asturias y los tres son de féminas que rondan los 40 año y en los tres sus respectivos coches fueron hallados bien aparcados.

Lorena Torre, de 40 años, desapareció el pasado jueves por la noche en Gijón y su coche apareció aparcado en las proximidades de la playa de El Rinconín y, según la Policía Nacional, vestía un plumífero verde, pantalón vaquero y botas. Lorena estaba vinculada a Cistierna, localidad en la que residió durante años. En la localidad leonesa también se han movilizado a través de las redes sociales para tratar de aportar algo de luz sobre su paradero difundiendo imágenes y noticias sobre la desaparición.

Un día después de la desapración de Lorena, se produjo en Avilés la desaparición de Concepción Barbeira, de 1,60 y complexión delgada, tras salir de su casa en San Adriano (Castrillón) para dirigirse a su trabajo en el hospital San Agustín de Avilés, al que no llegó a incorporarse.
Su vehículo fue localizado horas después de que se denunciase la desaparición con las puertas abiertas y el bolso en su interior en la localidad de Santa María del Mar, en Castrillón.