+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

SAN ANDRÉS DEL RABANEDO

Una nueva ordenanza multa con hasta 1.500 euros llevar atado el perro al coche

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo actualiza, tras 15 años, la legislación de control y tenencia de animales

 

La nueva ordenanza tiene en cuenta los derechos de las mascotas, su seguridad y su salud. - FERNANDO OTERO PERANDONES

19/06/2017

p. infiesta | san andrés

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha elaborado una nueva ordenanza sobre el control y tenencia de animales, que actualizará la redactada hace quince años, y que castiga con hasta 1.500 euros llevar a un perro atado a un vehículo de tracción mecánica en marcha. Precisamente, en el municipio vecino de Valverde perecía hace dos meses un mastín, después del sobresfuerzo de recorrer un camino atado al vehículo de su dueño. La nueva normativa, que aún no ha sido aprobada en Pleno, tiene en cuenta los derechos de los animales, los beneficios que aportan a las personas e incide en los aspectos relacionados con la seguridad y la salud pública, además de regular la convivencia entre animales y personas reduciendo al máximo las molestias. De hecho, se prohíbe, desde las 22.00 horas a las ocho de la mañana, dejar en patios, terrazas, galerías y balcones a animales domésticos que con sus sonidos, gritos o cantos perturben el descanso de los vecinos. También se multa matar injustificadamente a los animales, maltratarlos o someterlos a prácticas que les puedan producir padecimientos o daños innecesarios. El articulado sanciona abandonarlos, mantenerlos permanentemente atados o inmovilizados, dejarlos estacionados al sol sin la debida protección o dentro de vehículos que les pueda producir asfixia. Las multas oscilan entre los 30 a los 1.500 euros. Entre las infracciones leves destaca dejar defecar a los animales u orinar en las fachadas de edificios o en el mobiliario urbano, lavarlos en la vía pública, circular con ellos sin correa, cadena y collar y llevarlos a zonas ajardinadas, parques o espacios de juego infantil.

La concejalía de Medio Ambiente, en colaboración con la Policía Local, ha efectuado varias campañas de vigilancia sobre los dueños de perros que no recogen las heces de sus canes en espacios públicos. También sancionó el año pasado con 750 euros al propietario de un perro de raza peligrosa por incumplir la vieja ordenanza que aún está en vigor y este año ya se han incoado 12 expedientes sancionadores por tenencia de perro de raza potencialmnte peligrosa, sin bozal y sin portar la documentación obligatoria». Además, el abultado listado de animales abandonados en las vías públicas de San Andrés del Rabanedo se traduce en un fuerte desembolso económico para las arcas municipales que se intenta limar con la nueva ordenanza. Sólo en los últimos cinco años, el Ayuntamiento se ha visto obligado a abonar más de 100.000 euros por la recogida de mascotas en su territorio. Perros, gatos, caballos y otros animales abandonados cuestan al municipio casi 20.000 euros cada año.

   
1 Comentario
01

Por pepe 16:50 - 19.06.2017

Ahora solo hace falta que multen a los que dejan sueltos a los perros por los parques infantiles para q dejen sus vacas y las pisen los niños. Policias, id al parque de detrás del Mercadona de Párroco Pablo Díez cualquier tarde y ponéis 20 multas.