+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ejército y sociedad

Oro para la brújula de la aviación

La ministra de Defensa y la presidenta de las Cortes ensalzan el valor de la Academia Básica del Aire, cuyas bodas de plata fueron celebradas ayer con la máxima distinción del parlamento autonómico.

 

El coronel director de la Academia, José Antonio Gutiérrez Sevilla —muestra el diploma—, flanqueado por diversas autoridades políticas y militares. CÉSAR -

La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente; David Fernández, alcalde de La Virgen; Dolores de Cospedal, ministra de Defensa; Antonio Silván, alcalde de León; Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, y Jesús Julio Carnero, preside -

08/11/2017

dl | redacción

La Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León recibida ayer por la Academia Básica del Aire de León sirvió para ensalzar la labor de este centro formativo, que en 2017 cumple 25 años y que es «la brújula de la aviación española», en palabras de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

El coronel director de la Academia Básica del Aire, José Antonio Gutiérrez Sevilla, fue el encargado de recoger la medalla, que dedicó «a las gentes y la tierra de León» que acoge este centro formativo.

Citó el himno de la academia, que dice «sin León no hubiera España, y sin León no hubiera Academia Básica del Aire», para dar las gracias por este reconocimiento y por el trato recibido por la sociedad leonesa y castellano y leonesa hacia estas instalaciones.

Con este reconocimiento, en palabras de Gutiérrez, se pone de manifiesto la «perfecta sintonía» que existe y «debe existir» entre «los ejércitos y la sociedad», de la que las tropas «forman parte y con la que comparten principios y valores».

En su discurso, la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, trasladó el «afecto y respeto» que los ciudadanos de esta Comunidad muestran hacia los centros militares que están desplegados en su territorio para garantizar el «pleno ejercicio de los derechos y libertades públicas».

Clemente valoró el «trabajo en la defensa de España, el elevado arraigo social con el pueblo leonés y la contribución a que León en particular y Castilla y León en general sean conocidas fuera de su territorio por la formación de suboficiales».

En la primera parte de su discurso, la presidenta remarcó que la Constitución concede a las Fuerzas Armadas la misión de «garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional», lo que han convertido sus integrantes en un «servicio público esencial».

«Somos conscientes de la labor que realizáis al servicio de todos, al servicio de nuestra paz y seguridad, y por ello el afecto y respeto de los castellanos y leoneses hacia las Fuerzas Armadas siempre está presente en cada uno de los centros militares desplegados» en Castilla y León, entre los que citó la Academia de Caballería de Valladolid, la Academia de Artillería de Segovia y la Academia Básica del Aire de León.

La concesión de la Medalla de las Cortes está vinculada con el 25 aniversario de este centro formativo de militares, en una trayectoria «de esfuerzo, preparación y actualización permanente» que «avalan su consideración como un destacado centro de formación militar de suboficiales», hasta 4.300 jóvenes en este cuarto de siglo.

Por su parte, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se refirió a la Academia como «la brújula de la aviación española» por su trayectoria desde su creación como aeródromo y su posterior especialización formativa.

La ministra reconoció que es un orgullo «para la gran familia de las Fuerzas Armadas» que un territorio como Castilla y León, «origen de nuestro país», reconozca de este modo la actividad de este centro militar.

Cospedal sostuvo que estas instalaciones, únicas para la formación específica del Ejército del Aire junto con la Academia General del Aire de San Javier, en Murcia, son un «referente indiscutible» para la formación del personal, clave para la eficacia de unas Fuerzas Armadas que necesitan de la pericia para el manejo de las herramientas de que dispone.

La ministra subrayó que en la Academia Básica del Aire de León se promueve un «aprendizaje integral», al incorporar y aunar la «formación en valores» y la académica, que sirve a los suboficiales que salen de esta academia para afrontar los nuevos retos que depara la «profunda transformación» que ha experimentado el mundo en estos últimos 25 años.

De hecho, Cospedal puso esa transformación como «ejemplo para la democracia española» y valoró el «paso adelante, la evolución y la constante mejora», para conjugar «la herencia recibida con la innovación». La ministra se dirigió a Herrera para agradecerle «todo el esfuerzo» al presidir «desde el amor a nuestro país» una «región que tanto ha aportado a España».

En la actualidad, la Academia Básica del Aire es el centro donde se desarrollan los dos primeros cursos de los tres cursos de formación para el acceso a la escala de Suboficiales del Ejército del Aire. Según las especialidades, el tercer curso se puede realizar en la misma academia si se trata del área de Mantenimiento Operativo, y en futuro con Aviónica y Administración y Finanzas.





Buscar tiempo en otra localidad