+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Palabra de pionero en el sector

El pregón de Prada ‘A Tope’ abre la cita en la plaza de toros con ironía y los consejos de un veterano de la agroalimentación en la provincia.

 

12/10/2017

a.G.P. | león

Habló sin tapujos y con la naturalidad que le ha hecho famoso por su singularidad. José Luis Prada ‘A Tope’ rememoró ayer sus comienzos como pregonero de sus propios productos, cuando el sector de la agroalimentación era aún un camino sin explorar. Hace cuatro décadas, rememoró, ya creía en el valor de los pueblos como cuna de alimentos de calidad y comenzó a vender sus elaboraciones. Llegó a la capital de la provincia para venderlas en lo que ahora sería un ‘food truck’ y ante los impedimentos de licencias se lanzó hablar con el alcalde Morano. «Al final me dijo que hiciera lo que me saliera de los cojones y planté la furgoneta en la plaza de San Marcelo».

Alabó el papel de la Diputación en el apoyo al sector «sea quien sea el presidente» y pidió, incluso, un aplauso para Isabel Carrasco por su papel de impulso a la promoción. «Tendría muchos defectos, pero se lo merece por su apoyo a los productos».

Prada ironizó con que ahora todos, deportistas y demás, han adoptado el cuño de ‘a tope’. «Sólo hace falta ya que lo diga el papa Francisco».

Llamó «paletos» a los que sustentan los nacionalismos y acabó su pregón con un eufórico: «¡Viva el Bierzo, viva León, viva Castilla y León, viva España y arriba España!».

Luego, tras recibir un título de reconocimiento de la Diputación por su labor como pregonero, toda la comitiva comenzó su tradicional recorrido por los stands. Con brindis y catas de los productos de los 76 expositores. El coso taurino albergará hasta el domingo lo mejor de la despensa autóctona con representación de productos de las 16 figuras de calidad y otros alimentos únicos y singulares que atesora la provincia.

Numeros visitantes ya en las primeras horas de la feria en busca de compras y degustaciones preparadas en todos los stands. Desde vino a cerveza artesanal y sidra de la tierra, hasta dulces, embutidos, legumbres, hortalizas, quesos, yogures, elaborados y chocolates.

Y en el amplio escaparate de novedades, exquisiteces: miel en panal, caldo de esencia de cecina, pimientos agridulces, paté de morcilla, ajos tiernos, castaña con arándanos, chocolate con frutos rojos, sobrasada leonesa, mermelada de puerros, cecina de búfalo, mermelada de frambuesa y ruibardo, pastas artesanales de queso, crema de miel... Por delante cuatro días para dar la vuelta al ruedo de los sabores.

Buscar tiempo en otra localidad