+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los populares piden el consenso político para hacer frente al problema

El PP aplicará un paquete de 147 medidas contra la despoblación

Las estrategias pasan por la mejora de la calidad de vida en las zonas rurales y el apoyo a la industria

 

Ana Gil - león
Ana Gil 05/03/2005

El Grupo Parlamentario Popular de las Cortes de Castilla y León ha elaborado un documento con un total de 143 medidas que pretenden luchar contra la despoblación de las zonas rurales y del propio núcleo urbano de León. Así lo aseguró ayer José María López Benito, procurador por León en las Cortes, quien precisó, al igual que el secretario de Desarrollo Rural del PP, JOsé Manuel Frade, que el PP siempre ha sido consciente de este problema en la provincia, aunque, para los populares, «éste es el momento idóneo para plantear este tipo de estrategias de forma única y global». Estas medidas, distribuidas en seis áreas que abarcan desde mejoras en la calidad de vida de las áreas rurales hasta programas especiales para la acogida de inmigrantes y apoyo al tejido industrial, pretenden abarcar las opiniones de los distintos colectivos afectados por la despoblación, así como la de todos los grupos políticos. De esta forma, el PP se reunió ayer con un grupo de alcaldes de algunos municipios de la provincia con el fin de que aportasen nuevas propuestas al escrito, como un intento de implicar también a toda la sociedad, ya que «es una tarea de todos el poner freno a la despoblación», recalcó López Benito. El seguimiento Además, como una de las medidas para fijar población en el medio rural, se creará un Observatorio de Género de Castilla y León en el que se prestará especial atención al mundo rural y a las medidas adoptadas a través de una comisión de trabajo formada por representantes de grupos políticos. El procurador popular, que pidió unidad entre todos los grupos políticos «para hacer frente a este problema» por encima de las diferencias políticas, anunció que se reunirá en los próximos días con representantes de diversos colectivos para que aporten también su punto de vista, a la vez que recalcó que «no se trata de una simple declaración de intenciones, sino de un paquete de medidas con plazos concretos que no exceden del 2007».