+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Sólo un 35% es energía consumida

 

23/01/2017

La mayor parte de los consumidores no entiende ni el recibo de la luz ni cómo se forman los precios. No es fácil. En realidad el precio de la electricidad propiamente dicha sólo tiene un peso del 35% en el recibo final que pagan los consumidores. El resto son peajes (que el Gobierno ha congelado para este año) e impuestos. Éstos suponen casi el 27% de lo que se paga, un 21% es el IVA. Las organizaciones de consumidores demandan que se rebaje este gravamen, porque la electricidad es un producto básico. Algo más del 5% del recibo se abona para ir reduciendo el déficit del sistema heredado durante años, y al que no logra ponerse final. Más del 18% es el coste de las subvenciones a renovables y cogeneración; y algo menos del 15% corresponde al transporte y la distribución.

Es decir, que el incremento de precios afecta solamente al 35% del coste total del recibo.

El precio de la electricidad se forma a través de un ‘pool’ de tecnologías, y funciona de forma marginalista: entran a producir en un primer momento en el sistema la nuclear y las renovables, las que menos cuestan; y se van integrando el resto, de más barata a más cara, hasta cubrir la demanda en cada momento. El alto consumo de los últimos días ha llevado a entrar en el mercado a todas las formas de generación, incluyendo los ciclos combinados, con gas, los más caros. Y ese es el precio que se paga para toda la electricidad que se genera.

Buscar tiempo en otra localidad