+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El tirón de la Navidad adelanta las rebajas con la perspectiva de rozar los 40 millones

El pequeño comercio augura un aumento de ventas cercano al 5% y estima el gasto medio por leonés en 80 euros.

 

El pequeño comercio abrió ayer sus establecimientos para aprovechar las compras previas a Reyes, sus escaparates ya lucen los carteles de rebajas. MARCIANO PÉREZ -

03/01/2017

a. g. Puente | redacción

El revulsivo para las compras que la Navidad supone, convirtiéndose en la época de mayor consumo del año, sirve de trampolín para arrancar las rebajas de invierno en el pequeño comercio leonés desde hace ya varias temporadas. Los descuentos, ya en marcha desde las vísperas de la Nochebuena, oscilan entre el 20 y el 50% y avanzarán a medida que transcurra enero.

Durante la campaña el sector en su conjunto estima unos ingresos que rondarán los 40 millones de euros, a razón de una media de 80 euros de gasto por leonés, frente a los 70 de las pasadas rebajas de invierno. Las cifras están aún muy lejos de los 140 euros por persona que llegaron a alcanzarse en la época del auge económico que vivió el país.

La aún incipiente recuperación en el consumo ya comienza a notarse en las compras con descuento navideño y las ventas previstas crecerán en las rebajas entre el 2 y el 5%, tal y como apuntó ayer el responsable del área de Comercio de la Fele, Alfredo Martínez.

Explicó, además, que el suave clima del otoño ha frenado «la mejora de las perspectivas de mayores ventas en plena temporada, que ahora con las rebajas confiamos en incrementar».

Con la liberalización de las rebajas, antes marcadas en el calendario de forma oficial por la Junta, el pequeño comercio leonés lleva algunos años adelantando los descuentos para aprovechar el tirón del consumo en Navidad, mientras que las grandes superficies y las franquicias aguardan al día después de Reyes para comenzar la bajada de precios.

Desde la Asociación Leonesa de Comercio (Aleco), su presidente, Javier Menéndez, destacó ayer que «las perspectivas para las rebajas son buenas, ya se percibe que los ciudadanos tienen más ganas de consumir; las calles están llenas, hay más cenas y en la hostelería se nota, no hay tanto miedo como en la época de crisis, pero tampoco se han lanzado a lo loco a comprar».

De todas formas, apuntó ante la desregulación de la Junta de las fechas de las rebajas «el consumidor está despistado, todas las semanas se puede encontrar algún tipo de oferta y promoción, yo creo que compran cuando lo necesitan, aunque siempre esperan más y más descuentos», reconoció Menéndez.

Ante la negativa evolución de la temporada, el sector confía en una subida de ventas durante las rebajas. Las tiendas están llenas de ropa de invierno. Desde julio de 2012, los comerciantes pueden efectuar rebajas a lo largo de todo el año, mientras que antes eran sólo dos campañas: invierno y verano.