+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Trasladan a Villahierro a un peligroso yihadista que fue detenido en Bélgica

Ilias El Allaoui Bekkaoui regresa a León tras ser interrogado en la Audiencia Nacional.

 

Imagen de archivo de las instalaciones de la Penitenciaría de Villahierro. RAMIRO -

03/01/2017

miguel ángel zamora | león

El Centro Penitenciario de Villahierro ha acogido en las últimas semanas a un peligroso terrorista supuestamente relacionado con episodios de yihadismo, que responde al nombre de Ilias El Allaoui Bekkaoui, un marroquí detenido durante la importante operación antiterrorista que se desarrolló en Bélgica el pasado otoño.

El Allaoui estuvo interno varios días en la penitenciaría afincada en Mansilla de las Mulas, fue trasladado a Madrid para prestar declaración en la Audiencia Nacional y se espera su regreso inminente a León en las próximas fechas.

La operación en la que fue detenido el supuesto terrorista tuvo lugar en septiembre y se cerró con el arresto de un total de cinco personas, tres de ellas en España (dos en Barcelona y uno en Melilla), la de El Allaoui en Bruselas (Bélgica) y una más en Wuppertal (Alemania).

Los detenidos, todos de nacionalidad española salvo el ahora relacionado con la prisión leonesa, formaban una célula con una estructura perfectamente organizada, que siguiendo los dictados de la organización terrorista DAESH y asumiendo completamente su ideario, actuaban a través de distintos canales de Internet confluyendo en la página de Facebook denominada «Islam en Español», de la que los detenidos eran administradores en Alemania y Bélgica. De esta forma, adaptaban su estrategia y forma de proceder en un sector de población joven, musulmana y originaria, mayoritariamente, del Magreb, que utiliza en sus comunicaciones virtuales, casi en exclusividad, el idioma español.

Bajo el pretexto de divulgar contenido religioso, en la misma página web se intercalaban mensajes y comentarios de carácter radical en la que se ensalzaban a los combatientes yihadistas «mártires», las acciones llevadas a cabo por el DAESH y la importancia de la Yihad individual.

30.000 seguidores

Las publicaciones en esta página web eran mayoritariamente en español, además contaba con 32.500 seguidores, la mayoría de ellos de habla hispana, observándose que el ritmo de crecimiento de los mismos era vertiginoso, llegando a conseguir unos 500 seguidores en una semana.

Este grupo organizado tenía como objetivo la consecución de los objetivos como poner en práctica de forma consciente la táctica de guerra conocida como terror informativo. Consiste en la difusión de imágenes y/o vídeos dotados de una estética concreta y de una crueldad extrema, en las que se ensalza las acciones terroristas y los actos de martirio, además de la propagación de mensajes de odio y publicación de amenazas.

COLABORADOR DEL DAESH

La finalidad última de esta célula terrorista era la de colaborar con la estrategia propagandista del DAESH, aterrorizando y desestabilizando al conjunto de la sociedad occidental al crear una sensación permanente de inseguridad. También trataba de localizar y seleccionar elementos radicales, tanto en el ámbito nacional como internacional, proclives a la exaltación del ideario yihadista para así proceder a su adecuado adoctrinamiento, radicalización y finalmente captación como colaboradores. Es a estos elementos seleccionados y formados a los que la «célula», ahora desarticulada, insistía en la necesidad de trasladarse a la zona de conflicto para combatir en las filas de la organización terrorista DAESH.

Quería proporcionar los contactos necesarios a los captados como futuros combatientes del DAESH que les facilitarían el traslado a los territorios controlados.