+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LEONESAS DE AYER Y HOY. FRANCISCA BOHIGAS GAVILANES

«Viviremos para la política, pero no de la política»

■ «¡Asociaos! solas no iréis a ninguna parte», decía Bohigas a las mujeres
■ Salta a la política desde Acción Femenina Leonesa. Fue la primera diputada por León y la única representante de las derechas en el parlamento surgido de las elecciones de 1933 cuando, por primera vez, votaron las mujeres españolas. Inspectora de enseñanza, monárquica y católica militante, arremetió contra la coeducación de niños y niñas.

 

ARCHIVO W. ÁLVAREZ OBLANCA -

29/11/2016

ana gaitero | león

El 29 de noviembre de 1933, hace hoy 83 años, es una fecha señalada para las políticas leonesas. Francisca Bohigas Gavilanes (Barcelona. 1893) causa alta como diputada por la provincia con la credencial número 136. Es la primera mujer que accede a un escaño por León y la única que lo ostentó en aquella legislatura en la bancada de las derechas.

Bohigas consiguió el respaldo de 71.830 votantes leoneses en las elecciones que se celebraron diez días antes. Tras ser apadrinada en León por el prestigioso político salmantino José María Gil Robles, se presentó en las listas de la Ceda, la unión de partidos de derechas a la que se adscribieron el Partido Agrario de León y Acción Femenina Leonesa.

Toma posesión del puesto el 28 de diciembre. Las derechas confiaron a una mujer la batalla electoral que habían perdido en los comicios de 1931. Un puesto vacante de inspectora de enseñanza trajo a León a esta mujer en 1928, tras haber ejercido en Lérida. Alumna de la Residencia de Señoritas (curso 1917-1918), disfrutó de una beca de la junta de ampliación de estudios para especializarse en pedagogía en Ginebra.

Enseguida alcanza una relevancia social y política poco usual en aquella época, aunque el ayuntamiento de la capital ya contaba desde 1925 con su primera concejala, María Sánchez Miñambres. Ambas pertenecieron a la Unión Patriótica, un partido auspiciado por el dictador Primo de Rivera.

En los primeros mítines que da, en Sahagún y Villafranca del Bierzo, hace gala de la independencia económica de las mujeres que, como ella, llegaban a la vida pública en contraposición a «muchos hombres que llegaron a la política por carecer de oficio». «Viviremos para la política, pero no de la política», llegó a afirmar.

Bohigas dio el salto a la política desde el partido Acción Femenina Leonesa, exclusivamente de mujeres aunque tutelado por hombres. Se convirtió en su presidenta el 30 de noviembre de 1931, hace 85 años. Clara Campoamor acababa de ganar la batalla del voto femenino. Había que organizar la conquista de las urnas: «Lo que había de ser España lo hemos de decir nosotras, con nuestras papeletas, el día de las elecciones», recoge Juan Álvarez Domínguez en una semblanza en la revista Historia.

Francisca Bohigas se pateó la provincia en su campaña con Acción Femenina. «Asociaos; solas no iréis a ninguna parte», les decía en un mitin en Puente Almuhey. También se dirigía frecuentemente a las ‘Damas Leonesas’ en los artículos de prensa.

La inspectora ya había dado muestras de sus dotes de oradora en conferencias sobre la educación femenina y el magisterio, en las que reclamaba la libertad de enseñanza y enarbolaba el ideario católico del papel de las mujeres en la familia y en la sociedad. Fue muy sonado el episodio por la sanción que recibió tras acudir al congreso de la Ceda en 1933 y no presentarse a tiempo a su trabajo. Le homenajearon en el hotel Oliden.

En los mítines arremetía contra las escuelas laicas y la coeducación que propugnaba la escuela moderna: «Es un sistema anticuado y desacreditado que sólo admiten para la educación de sus ciudadanos naciones semibárbaras como Rusia», declaró en el Congreso de Acción Popular y entidades afines en 1933, en Madrid.

Una de sus actuaciones más destacadas en el parlamento fue una proposición de ley para suprimir la coeducación y la Escuela Normal Única, algo que no logró pero que se impuso desde septiembre de 1936 con el triunfo del golpe de Franco.

Francisca Bohigas ya no era diputada. Desaparece de las candidaturas en 1936 y tras estallar la guerra civil llega a ser expedientada por enfrentarse a un mando de la Guardia Civil por la ocupación de unas escuelas femeninas en León. Se cree que fue trasladada a Sevilla en represalia. Se mantuvo alineada con la Sección Femenina, publicó libros como Hogar y ¿Qué profesión elegir? Guía de profesiones femeninas (1947). Recibió la Medalla de Alfonso X El Sabio y se jubiló en 1962. En 1973 fallece en Madrid.

Buscar tiempo en otra localidad